Buscar

DESTACAMOS
El Atlético de Madrid gana con lo justo ante el Espanyol gracias a un gol de Griezmann

El extraño pitido marino que está ahuyentando a los animales en el Ártico

7/11/2016 - 13:40
  • Hay quien acusa a Greenpeace de provocar este extraño sonido para evitar la caza
Más noticias sobre:
Un lobo de mar en el Ártico. Imagen: Pixabay

Un extraño pitido procedente del fondo del mar, que ha puesto en alerta hasta al Ejército de Canadá, está ahuyentando a la fauna que hay entre las aguas del Estrecho del Fury y del Hecla, a unos 120 kilómetros de Igloolik. Si bien antes era una zona rica en mamíferos marinos, ahora se ha quedado vacía y los científicos no son capaces de dar con el origen del silbido.

La zona afectada por este extraño ruido está en una ruta migratoria donde solían transcurrir ballenas de Groenlandia, focas barbudas y focas anilladas. Pero ahora apenas queda vida. "Esta es una zona común de caza. Antes abundaban los mamíferos marítimos y este verano no ha habido casi ninguno. Es muy sospechoso", declara Paul Quassa, miembro de la Asamblea legislativa loca a la CBC.

El Departamento de Defensa Nacional ha informado a través de un informe que han realizado varias búsquedas aéreas por la zona y aún no han detectado ninguna anomalía. En dicho comunicado también se descarta que haya submarinos nacionales y extranjeros en la zona. Por el momento, varios testigos aseguran haber oído este molesto sonido, pero se desconoce el origen. Al parecer, el ruido puede oírse a través de los cascos de los barcos.

Hay quien culpa a Greenpeace

Una de las teorías culpa a la empresa Baffinland Iron Mines, que ha realizado estudios de sonar cerca de Steensby Inlet, junto con su mina Mary River al suroeste de Pond Inlet. No obstante, la compañía ha negado que esté relacionada con este suceso, ya que asegura que no tiene equipo en el agua. Otras voces atribuyen el ruido a los cascos de los buques que pasan por la zona, pero también hay muchos que señalan a Greenpeace como responsable. Creen que la ONG está realizando este molesto ruido para salvar la vida de los animales, ya que se trata de una zona común de caza.

"Hemos visto en el pasado cómo Greenpeace pone algunos tipos de sonares en el fondo del mar para sacar a los mamíferos e impedir que sean cazados", dijo Quassa. Estos rumores, aunque persistentes, nunca han sido corroborados y Greenpeace también niega que tenga algo que ver.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0