Buscar

Una mutación en los Amish les permite tener una vida más larga

9:30 - 16/11/2017
  • También un mejor metabolismo y una menor incidencia de diabetes
Más noticias sobre:
Una familia de Amish. Imagen: Dreamstime

Una mutación particular identificada entre Old Order Amish en Indiana, Estados Unidos, se asocia con una vida más larga, un mejor metabolismo y una menor incidencia de diabetes, según un nuevo estudio. Los hallazgos muestran la utilidad de analizar mutaciones en poblaciones con aislamiento geográfico y genético, y arrojan luz sobre un nuevo objetivo terapéutico para el envejecimiento.

El envejecimiento sigue siendo uno de los procesos biológicos más desafiantes para los científicos, debido en parte a los muchos cambios moleculares y celulares interrelacionados que conlleva. Un indicador del envejecimiento es el acortamiento de los telómeros, las tapas al final de las cadenas de ADN que protegen los cromosomas de una persona.

El acortamiento progresivo de los telómeros conduce a la senescencia o al envejecimiento biológico. Las células y los tejidos senescentes exhiben un patrón distintivo de expresión de proteínas, que incluye un aumento en la producción del inhibidor del activador del plasminógeno -1 (PAI-1).

Para examinar más a fondo el papel de PAI-1 en la longevidad humana, Sadiya Khan, de la Escuela de Medicina de 'Northwestern University, en Estados Unidos, y sus colegas estudiaron a 177 miembros de la comunidad Amish de Berne. Un total de 43 de estos hombres y mujeres portaban una copia no funcional del gen SERPINE1, que codifica PAI-1.

Los portadores de esta mutación SERPINE1 vivieron un promedio de 10 años más que otros individuos en la comunidad. Además, tenían un 10 por ciento más de longitud promedio de los telómeros de los glóbulos blancos, después de ajustar por edad, sexo y relación familiar en comparación con los no portadores.

Los autores dicen que se necesitarán futuros estudios para investigar la contribución de PAI-1 al acortamiento individual de los telómeros, el desarrollo de diabetes incidental y otras enfermedades relacionadas con la edad, y tal vez las diferencias en la salud y la vida en humanos.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.