Buscar

Hay más bosques vírgenes en Europa de lo que se esperaba

29/05/2018 - 12:29
Más noticias sobre:
Los bosques europeos sobreviven en áreas remotas Foto: Dreamstime

El primer mapa de los bosques salvajes de Europa ha traído sorpresas al revelar que se mantienen muchos más bosques vírgenes o primarios de lo que se pensaba y, además están muy diseminados a lo largo del continente. La importancia del descrubrimiento radica en que estos bosques conforman habitats únicos con una gran biodiversidad que fascina a los expertos.

Estas zonas, en las que se dan este tipo de bosques vírgenes, "proporcionan valores ecológicos y hábitat excepcionalmente únicos para la biodiversidad", dice Bill Keeton, ecólogo forestal de la Universidad de Vermont, que forma parte de un equipo dirigido por investigadores de la Universidad de Humboldt para crear el mapa.

Se han identificado como bosques primarios más de 13.759 km cuadrados distribuidos a lo largo de 34 países europeos. El estudio se ha publicado en la revista Diversity & Distributions. Las mayores extensiones se concentran en Escandinavia (coníferas) y sistemas montañosos (frondosas). En España, casi todo se ha identificado Pirineos y Cordillera Cantábrica.

"Se trata de bosques en los que no hay indicios claramente visibles de actividades humanas. Tal vez sea porque estuvieron borrosas por décadas de no intervención, donde los procesos ecológicos siguen una dinámica natural", explica el científico de la Universidad de Humboldt, Francesco Maria Sabatini, autor principal del estudio "si hablasemos de bosques que no hubieran sido tocados por el hombre, sería difícil de creer en un continente como Europa".

La compilación del mapa fue una tarea enorme. "Contactamos a cientos de científicos forestales, expertos y activistas de ONG de toda Europa que pedían compartir información sobre dónde encontrar esos bosques en su país", dice Sabatini, investigador postdoctoral en Humboldt. "Sin su participación directa, nunca hubiéramos podido construir nuestra base de datos, que es la más completa jamás compilada para Europa".

El estudio destaca que los bosques primarios en Europa son muy raros, ya que se encuentran ubicados en áreas de difícil acceso y sobreviven fragmentados en pequeños parches. "El paisaje europeo es el resultado de milenios de actividades humanas, por lo que no es sorprendente que solo una pequeña fracción de nuestros bosques aún no haya sido perturbada", explica Tobias Kuemmerle, director del Laboratorio de Biogeografía de Conservación de la Universidad de Humbolt y autor principal de el estudio.

"Aunque esos bosques solo corresponden a una pequeña fracción del área total de bosques en Europa", dice, "son absolutamente excepcionales en términos de su valor ecológico y de conservación", añade.

Los bosques primarios suelen ser el único refugio que queda para muchas especies en peligro de extinción, dice Kuemmerle, y los científicos los consideran laboratorios naturales para comprender el impacto de las personas en los ecosistemas forestales. "Saber dónde están estos bosques raros es, por lo tanto, extremadamente importante", dice, "pero, hasta este estudio, no existía un mapa unificado para Europa".


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.