Buscar

El siluro, un pez monstruoso que amenaza el Ebro

8/06/2018 - 14:50
  • La principal problemática es su voracidad y longevidad
  • Estos peces pueden llegar a vivir hasta 80 años

Más de 100 kilos y cerca de dos metros de largo, así es el siluro, una especie que invade el Ebro y amenaza la fauna y flora autóctona. También aterroriza a los lugareños.

Fue en 1974 que dos pescadores alemanes tuvieron la "brillante" idea de soltar un siluro en el embalse de Mequinenza y desde entonces este pez exótico en nuestro país invade, devora y amenaza a todo y a todos.

El siluro es exógeno de los grandes ríos del centro de Europa pero se ha ido extendiendo por zonas que no le corresponderían por la suelta ilegal de ejemplares en zonas como la cuenca del Ebro, desde donde se ha extendido. Es especialmente llamativa la población de este tipo de pez en el río Segres.

La principal problemática de la presencia de este pez es su voracidad y longevidad -llegan a vivir más de 80 años-. Nada está a salvo del hambre de estos enormes peces que acaban con los pájaros, animalillos que se aventuran poniéndose a su alcance y por supuesto otros peces. Son los responsables de la extinción del barbo, un pez comestible que se podía pescar en la mayoría de ríos españoles.

Algunos se muestran espantados con la presencia de este pez, que además no es apto para el consumo humano, por su aspecto amenazador, aunque no hay constancia de ataques a humanos. El aspecto de este enorme pez -viscoso y poco apetecible- está más cerca de un monstruo prehistórico que de un suculento pescado. La norma obliga a matar a los ejemplares que se capturen y no devolverlos al agua.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

#1
18-06-2018 / 10:06
ricardo cortes franco
Puntuación 0

vaya verguenza de información. me parece increible que a dia de hoy se permita que un medio de comunicacion no contraste información antes de publicar algo. ni el siluro de la foto es en el ebro!

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.