Buscar

Muere Koko, la gorila que aprendió a usar la lengua de signos

13:44 - 22/06/2018
  • Esta habilidad hizo que Koko apareciera en numerosos documentales
Más noticias sobre:

Koko, una gorila que aprendió a usar la lengua de signos para comunicarse con las personas, ha fallecido esta semana en California, según ha informado este jueves la Gorilla Foundation, una ONG estadounidense dedicada al cuidado de las especies y sus habitat.

La gorila nació en el Zoo de San Francisco en 1971 donde la llamaron Hanabi-Ko, que significa fuegos artificiales en japonés, aunque todo el mundo la conocía como Koko. Allí, la psicóloga para animales Francine 'Penny' Patterson comenzó a enseñarle la lengua de signos.

Esta habilidad hizo que Koko apareciera en numerosos documentales, incluidos dos de la prestigiosa revista National Geographic, uno de los cuales se centraba en la especial relación que trabó con un gato pequeño, que terminó convirtiéndose en un libro usado en escuelas infantiles de todo el mundo.

"Koko (...) abrió las mentes y los corazones de millones de personas" y con ello fue "la mejor embajadora de las especies en peligro", ha destacado la Gorilla Foundation. "Fue muy querida y la echaremos profundamente de menos", ha declarado.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.