Buscar

Las bolsas asiáticas viven una semana aciaga arrastradas por EEUU

EFE
8/03/2008 - 8:48

Tokio, 8 mar (EFE).- Las bolsas asiáticas vivieron una semana aciaga, con una subrayada tendencia negativa que continúa con la dirección que han seguido todos los índices regionales desde que comenzó este año, marcado por la crisis económica en EEUU.

Las grandes economías asiáticas, como la china, la japonesa o la surcoreana dependen en gran medida de sus exportaciones, por lo que el desplome del dólar ha afectado la cotización de las grandes empresas exportadoras esta semana.

El valor por acción de empresas en sectores como la alta tecnología o el automóvil se resintió esta semana, con grandes golpes para firmas como Samsung o Sony.

El Índice Asia Pacífico Morgan Stanley que sirve de muestra de la cotización de las bolsas de la región, cayó un 5,4 por ciento en los últimos cinco días de cotización hasta situarse en los 139,61 puntos, una muestra de la preocupación de los inversores por la crisis global provocada por las hipotecas subprime de EEUU.

El Nikkei japonés se dejó esta semana lo que no se había dejado en sólo cinco días desde el verano, con una pérdida de alrededor del 6 por ciento de su valor.

La Bolsa de Tokio se ha visto muy afectada por la caída del dólar, lo que ha arrastrado a muchas de sus grandes compañías cotizadas.

Es el caso de Sony, que perdió más del 7,5 por ciento o los fabricantes de automóviles como Nissan, que solo ayer se dejó alrededor del 4 por ciento.

En una tendencia similar, a pesar de los tres días seguidos de ganancias el Kospi surcoreano no pudo recuperar el viernes la moderada caída sufrida el lunes y terminó en los 1.663,97 enteros, sensiblemente por debajo de la barrera psicológica de los 1.700 puntos.

Pero donde la semana asestó un duro golpe fue en el parqué de Hong Kong.

El Hang Seng terminó la semana pasada con tendencia a la baja, pero cómodamente situado por encima de los 24.000 puntos.

Sin embargo en los últimos cinco días de cotización la plaza de la ex colonia británica se dejó el 7,5 por ciento de su valor y tras una severa caída del 3,6 por ciento el viernes terminó su periplo de pérdidas apenas por encima de los 22.500 puntos.

Las bolsas chinas, que de manera habitual se ven afectadas por variables diferentes a las del resto de los parqués asiáticos, vivieron la semana en el tiovivo, con alzas y bajas, y terminaron en el nivel de los 4.300 puntos en el que la comenzaron.

Esta semana se conoció que al menos la mitad de las empresas cotizadas en Shanghai incrementaron sus beneficios en un 50 por ciento o más en 2007, pero los parqués chinos también se vieron afectados por los crecientes precios de las materias primas que el país necesita para alimentar a la galopante economía.

En el sureste asiático, los mercados de valores terminaron sus sesiones del viernes con descensos, tras la bajada del jueves en los mercados neoyorquinos, el alto precio del petróleo y por las pérdidas en otras plazas de la región, una tendencia que arrastró a estos índices durante toda la semana.

La plaza financiera de Singapur cedió ayer a la presión vendedora con el índice Straits Times perdiendo el 1,77 por ciento hasta los 2.866,28 enteros.

Otras noticias

Contenido patrocinado