Buscar

Investigan a ex ejecutivos por sospechas de abuso en la crisis 'subprime'

AFP
8/03/2008 - 13:54

Tres ex presidentes 'estrella' recientemente despedidos de instituciones financieras fueron interrogados el viernes en el Congreso estadounidense por las enormes indemnizaciones recibidas cuando sus empresas perdían miles de millones de dólares debido a la crisis del crédito hipotecario a riesgo.

Una comisión de la Cámara de Representantes interrogó exhaustivamente el viernes a los ex dirigentes Charles Prince de Citigroup, Stanley O'Neal de Merrill Lynch y Angelo Mozilo de Countrywide, que se contaron entre los más respetados de su profesión y que entre 2002 y 2006 percibieron un total de 460 millones de dólares.

Mientras tanto, los bancos Citigroup y Merrill Lynch, entre los más importantes de Estados Unidos, y el líder del crédito hipotecario Countrywide perdieron más de 20.000 millones de dólares durante el segundo semestre de 2007.

Como resultado, O'Neal tuvo que abandonar el cargo el 30 de octubre, Prince a comienzos de noviembre y Mozilo al inicio de este año. Cada uno de ellos estuvo a la cabeza de sus respectivos grupos durante años y los habían hecho prosperar ampliamente.

Mozilo percibió al dejar el cargo más de 120 millones de dólares en primas y venta de acciones de Countrywide, O'Neal abandonó el suyo con premios de 161 millones de dólares en bonos y Prince obtuvo 10 millones de dólares en bonos, 28 millones de dólares en acciones y una prima anual de 1,5 millones de dólares, subrayó la comisión.

Para defenderse, los tres presidentes recordaron sus orígenes modestos -O'Neil es descendiente de esclavos, Prince fue el primero de su familia que obtuvo un título universitario y Mozilo desciende de inmigrantes- y replicaron que las sumas recibidas correspondían a sus logros de años anteriores, cuando hicieron ganar mucho dinero a las empresas.

El más atacado fue Angelo Mozilo, que fundó Countrywide en 1969 y en 40 años hizo aumentar el valor de las acciones en un 23.000%, prestando dinero a millones de familias modestas estadounidenses para adquirir una vivienda.

Pero buena parte de estos créditos fueron otorgados a tasas variables, de forma que los casos de insolvencia se multiplicaron con el aumento de esas tasas de interés y la caída de los precios de los inmuebles.

"Estamos en una economía de mercado, debemos ser competitivos, y todavía es el mejor modelo que tenemos", respondió Richard Parsons, administrador de Citigroup y presidente de Time Warner, que acudió en defensa de Charles Prince.

Otras noticias

Contenido patrocinado