Buscar

Petróleo y alimentos disparan la inflación en Europa

AFP
6/04/2008 - 13:12
Cotizaciones relacionadas
Petroleo 716,74 0,00%

El alza del precio del petróleo y de los alimentos dispararon la inflación en la Eurozona en marzo a un 3,5% interanual, su mayor nivel desde 1997, lo cual aleja la posibilidad de que el BCE flexibilice las condiciones del crédito en un futuro próximo.

Los precios al consumo de los 15 países que comparten la zona euro no han dejado de subir en los últimos meses: +3,1% en diciembre, +3,2% en enero y febrero y +3,5% en marzo, superando con creces la meta de inflación del Banco Central Europeo (BCE) de poco menos del 2%.

En España, la inflación de marzo llegó incluso a un 4,6% interanual, el peor dato desde que existe del indicador armonizado de 1997, cuando se revisaron las cifras de los aspirantes a adoptar el euro.

Los ministros de Finanzas de la zona euro "estamos extremadamente preocupados sobre la inflación", indicó el viernes el comisario europeo para Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, tras una reunión de los ministros de Finanzas y gobernadores de los bancos centrales de los 15 países del bloque en Eslovenia. Almunia advirtió de que la inflación está subiendo y probablemente supere el 2,6% anual que pronosticó en febrero para 2008.

La Comisión Europea achaca la culpa a la escalada prolongada de las cotizaciones del Petroleo(IPETROL.MC) "El petróleo se está vendiendo a más de 100 dólares el barril así que estas cifras no deben causar sorpresa, aunque son más altas de lo que esperábamos", admitió el lunes Amelia Torres, portavoz de Asuntos Económicos de la Comisión Europea. El barril de Brent del mar del Norte llegó a cotizarse a casi 108 dólares a mediados de marzo, mientras el 'light sweet crude' se vendió en Nueva York a casi 112 dólares, dos récords históricos.

El alza de los precios del aceite, el pan, los productos lácteos y los vegetales debido al encarecimiento de las materias primas por la demanda de países emergentes como China e India también están detrás de la disparada inflacionaria. "Los precios del alimentos en los mercados mundiales están un 50% más caros que el año pasado, y los precios del petróleo son dos tercios mayores", sostuvo recientemente Mervyn King, gobernador del Banco de Inglaterra, cuyo país no está en la Eurozona pero sufre los mismos problemas.

En este contexto, el BCE parece encaminado a mantener o incluso subir sus tasas de interés directrices para contener la espiral inflacionaria, su primera tarea, pese a la desaceleración económica mundial. "Alentamos a los gobiernos a hacer todo lo que puedan, en su propia área de competencia, para disminuir los riesgos que observamos del lado de la inflación", dijo el viernes presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, tras la reunión del Eurogrupo en Eslovenia.

Axel Weber, presidente del Bundesbank (banco central alemán) y uno de los gobernadores del BCE, dijo el miércoles que el BCE debe vigilar la inflación "con mucha atención y si es necesario, como banco central, actuar para que las presiones sobre los precios no se fortalezcan".

Frente a la presión política de algunos países como Francia que reclaman una bajada de las tasas del BCE, sobre todo cuando la Reserva Federal estadounidense sigue recortando las suyas y ampliando la brecha con la Eurozona, Trichet no se cansa de repetir que la principal misión de la institución es luchar contra la inflación. La tasa directriz del BCE está fijada en el 4%, y la de la Fed en el 2,25% tras seis recortes desde el pasado verano, cuando se ubicaba en el 5,25%.

Al temor por la elevada inflación se suma la progresiva revisión a la baja de los pronósticos de crecimiento de la zona euro para 2008 y 2009, lo cual hace surgir el fantasma de la "estanflación".

Almunia reconoció que "han aumentado los riesgos bajistas" desde que pronosticó en febrero que la economía de la Eurozona crecería un 1,8% este año, pero sostuvo que el Eurogrupo aguarda un "mejor escenario" que el pronosticado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que rebajó recientemente su pronóstico de crecimiento de la zona euro para 2008 al 1,3% del PIB.

Otras noticias

Contenido patrocinado