Buscar

DESTACAMOS
Una caída en el sistema informático de British Airways provoca retrasos a nivel mundial

La OMC revela nuevos textos que allanan el camino a la ronda de Doha

AFP
20/05/2008 - 17:50

La Organización Mundial de Comercio (OMC) desveló este martes el nuevo marco de la negociación final de un acuerdo para liberalizar el comercio mundial, que somete a sus 152 Estados miembro a nuevas propuestas en materia agrícola e industrial.

"Estamos acercándonos a nuestro juego final", declaró el director general de la OMC, Pascal Lamy, después de que los dos mediadores a cargo de las negociaciones sobre la agricultura y los productos industriales publicaran nuevas versiones de sus proyectos de acuerdo.

Una negociación "horizontal", que vincule ambos temas cruciales, tendría lugar hasta fin de mes a nivel de jefes negociadores, dijeron fuentes diplomáticas.

Si esta discusión avanza, los ministros de Comercio podrían viajar a Ginebra antes de fines de junio para concluir la negociación sobre la agricultura y la industria, al tiempo que abordan también la cuestión de los servicios y las reglas comerciales.

Un compromiso sobre la arquitectura general de un acuerdo de reducción de las tarifas aduaneras permitiría finalizar antes de fin de año el ciclo de negociación de la ronda de Doha, lanzada en 2001 en la capital de Qatar.

Esta ronda, que debería haber culminado a fines de 2004, opone a los países en desarrollo, que denuncian las políticas agrícolas de los países del Norte, a los países ricos, que demandan a los Estados emergentes una mayor apertura de sus mercados a los servicios y a los productos industriales.

Lamy espera poder lograr la ratificación de un eventual acuerdo por parte del Congreso estadounidense antes de que George W. Bush abandone el gobierno en enero próximo.

El nuevo texto agrícola difiere un poco de su anterior versión en lo que concierne a las grandes cifras de la negociación, que permanecen entre paréntesis y serán decididas por los ministros durante la discusión final.

El proyecto propone una reducción promedio del 54% de las tarifas aduaneras agrícolas de los países desarrollados (36% para los países en desarrollo), y baja de entre 75% y 85% de los subsidios agrícolas de la UE (66% a 73% para Japón y Estados Unidos).

El proyecto avanza principalmente sobre la cuestión de los productos "sensibles" que los Estados podrán poner al abrigo de una reducción demasiado fuerte de las tarifas aduaneras.

El mediador de la OMC para la agricultura, Crawford Falconer, retomó el importante acuerdo técnico concluido a comienzos de abril entre seis grandes potencias agrícolas (Australia, Brasil, Canadá, Estados Unidos, Japón, UE) sobre el método de cálculo del consumo interno necesario para determinar el aumento de las cuotas tarifarias de productos sensibles.

Los países desarrollados podrán calificar de "sensibles" entre 4% y 6% de sus líneas tarifarias (o productos de importación). A cambio deberán comprometerse a dejar entrar una cuota de productos importados.

Del lado de los productos industriales, el mediador Don Stephenson propuso un sistema "a la carta" a los cerca de 30 países emergentes que deberán reducir sus tarifas aduaneras a un máximo de entre 19% y 26%: cuanto más bajen las tarifas, más podrán proteger sus productos sensibles.

Stephenson dijo a la prensa que se siente frustrado porque varios países dejaron la negociación sobre bienes industriales a remolque de la negociación agrícola. "Es difícil llamar negociación a lo que sucedió con los productos industriales", lamentó.

Estadounidenses y europeos indicaron que estudiarían los últimos textos provenientes de la OMC.

"Estamos dispuestos a tomar las decisiones políticas difíciles a fin de llegar a un acuerdo, al igual que los otros también deberán hacerlo", declaró una portavoz en Washington.

Otras noticias

Contenido patrocinado