Buscar

Destacamos
Muere Avicii a los 28 años, uno de los DJ más famosos del mundo

Carestía del queroseno amenaza con la quiebra a aerolíneas asiáticas

AFP
11/06/2008 - 17:29

El precio récord del carburante es la mayor amenaza para las compañías aéreas asiáticas desde la crisis del virus del SRAS y algunas podrían dejar de volar si la factura de queroseno no se reduce, estiman analistas.

El barril de petróleo, que bate un récord tras otro, ha subido cerca de 40 dólares desde inicios de año y rozó los 140 dólares el viernes, antes de caer a casi 132 dólares este miércoles, un ascenso vertiginoso para el cual no están preparadas las aerolíneas asiáticas, según los analistas.

"Pocas compañías regionales han reaccionado, en nuestra opinión, de manera adecuada y suficientemente agresiva a este 'shock' petrolero", consideró Shukor Yusof, especialista del sector de la aviación en Standard and Poor's.

Si los precios siguen subiendo y alcanzan o superan el nivel de los 150 dólares, algo que muchos expertos prevén a corto plazo, "podemos prever que las compañías asiáticas queden en tierra y quiebren", agregó.

Para Derek Sabudin, del Centro de Aviación Asia-Pacífico (CAPA) de Sidney, ninguna compañía "saldrá indemne de la crisis", la peor que atraviesa la región desde la crisis del virus del SRAS de 2002-2003.

Esta enfermedad respiratoria, aparecida en el sur de China, causó la muerte a 800 personas en 32 países, implicó una fuerte caída del tráfico de las aerolíneas asiáticas y provocó pérdidas a importantes compañías como Japan Airlines, China Airlines y Singapore Airlines.

Si el precio del petróleo permanece por encima de los 120 dólares "durante la mayor parte de la temporada del verano, las compañías más débiles desaparecerán del mercado y las más grandes ven a disminuir su tamaño", prevé Sabudin.

A comienzos de junio, la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) revisó sus previsiones para 2008, y espera desde ahora una pérdida de 2.300 millones de dólares.

En abril, la IATA esperaba aún un beneficio de 4.500 millones de dólares para este año, tras 5.600 millones de dólares de beneficios en 2007, los primeros desde el año 2000.

Según la Asociación, la factura de queroseno del conjunto de las empresas alcanzará 176.000 millones de dólares en 2008, una estimación basada en un barril a 106,5 dólares, que representa un 34% de sus costos de explotación.

Varias empresas asiáticas ya adoptaron medidas para reaccionar a este nuevo 'shock' petrolero.

La semana pasada, la aerolínea australiana Qantas anunció que suprimía tres vuelos semanales entre Melbourne y Tokio, redujo la cantidad de sus conexiones semanales entre Sidney y Tokio y suprimió la conexión efectuada por su filial de bajo coste, Jetstar, entre Cairns y Nagoya vía Osaka.

Qantas ya había anunciado a fines de mayo su decisión de reducir en un 5% sus vuelos domésticos.

El viernes, la compañía Thai Airways anunció que anulaba a partir del 1 de julio sus vuelos directos Bangkok-Nueva York y vendía sus cuatro aviones Airbus utilizados en este trayecto. Malaysia Airlines prevé por su lado congelar las contrataciones.

Si bien algunos analistas consideran a las compañías de bajo coste como las más vulnerables, Tiger Airways y AirAsia, dos de sus líderes regionales se muestran confiados.

Si "los beneficios son afectados", admitió Tony Fernandes, director general de AirAsia, "llegó la hora de crecer".

"Nuestro objetivo es reducir al máximo los costos y ser lo más eficaces posible", indicó por su lado Steve Burns, director ejecutivo de Tiger Airways.

Otras noticias

Contenido patrocinado