Buscar

La reunión petrolera en Yeda será a nivel de jefes de Estado

AFP
11/06/2008 - 17:58

La reunión entre países productores y consumidores de petróleo para examinar la disparada de las cotizaciones convocada el 22 de junio en Yeda, Arabia Saudí, será a nivel de jefes de Estado, anunció este miércoles el secretario general de la OPEP, Abdalá el Badri.

"La reunión de Yeda se realizará a nivel de jefes de Estado y ellos discutirán las razones por las cuales tenemos precios elevados", afirmó El Badri al margen de una conferencia en Londres.

El secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no especificó si se trata sólo de los jefes de Estado de los países productores o si también se aguarda la presencia de sus homólogos de los países consumidores de crudo.

La Casa Blanca, no obstante, anunció poco después que el presidente estadounidense, George W. Bush, no tiene previsto participar en la reunión, y puso en duda que ésta se celebre a nivel de jefes de Estado.

"No tenemos conocimiento de que se trate de una reunión de jefes de Estado y el programa del presidente prevé que estará en Estados Unidos ese día", dijo un portavoz de la Casa Blanca, Tony Fratto.

Arabia Saudí convocó la reunión el martes, después de que el precio del barril de petróleo alcanzara un récord histórico a 139,12 dólares el viernes pasado.

La OPEP insiste en que el mercado petrolero está bien abastecido y que los actuales precios no reflejan los fundamentos de la oferta y la demanda.

Arabia Saudí, primer productor y exportador mundial de crudo y aliado estratégico de Estados Unidos, se encuentra bajo fuerte presión de Washington para aumentar su oferta a fin de ayudar a terminar con la volatilidad en los mercados mundiales.

El principal contrato a futuros de Nueva York, el West Texas Intermediate (WTI) para entrega en julio, subió 10,75 dólares el viernes pasado a 139,12 dólares, el mayor salto en un solo día en la historia del petróleo.

"Estamos preocupados por el elevado precio de la energía", dijo El Badri a AFP este miércoles.

"El precio no tiene nada que ver con una escasez de petróleo. Hay un montón de petróleo en el mercado. Es a raíz de la especulación y la OPEP no puede controlar la especulación", añadió.

Estados Unidos, el mayor consumidor mundial de energía, indicó que tiene planes de asistir a la cita y que la lista de invitados también incluiría a altos funcionarios de bancos de inversión y financistas, acusados por la OPEP de impulsar al alza el precio del oro negro a través de la especulación.

Los países europeos, la Comisión Europea, la Agencia Internacional de Energía (AIE, que representa los intereses de los países industrializados consumidores) y los presidentes de los bancos Morgan Stanley y Goldman Sachs también han sido invitados.

La inclusión de los bancos de inversión refleja la visión de la OPEP, que suministra un 40% del crudo mundial, que deben ser incluidos en las discusiones. Son considerados tanto parte del problema como de la solución.

La idea de una reunión de este tipo ganó terreno el martes, cuando Bush calificó la iniciativa de "interesante" y el primer ministro británico, Gordon Brown, le dio la bienvenida.

La OPEP controla la producción de sus 13 miembros a través de un sistema de cuotas de producción diseñado para influir en el precio del crudo. Las cuotas son fijadas en reuniones ordinarias de los ministros de Petróleo o Energía.

Según analistas del Golfo, la convocatoria a esta cita busca demostrar que los países de la OPEP no son los culpables de la disparada de los precios del oro negro.

Otras noticias

Contenido patrocinado