Buscar

DESTACAMOS
Joaquín Sabina, ingresado en un hospital de Madrid por un problema circulatorio

Irán advierte de que un ataque dispararía aún más los precios del petróleo

AFP
2/07/2008 - 19:57
Cotizaciones relacionadas
Petroleo 716,74 0,00%

Irán, cuarto exportador de petróleo del mundo, lanzó este miércoles en Madrid una dura advertencia sobre las consecuencias que tendría en los precios ya elevados del petróleo un ataque militar de Estados Unidos o Israel contra sus instalaciones nucleares.

"Si hubiera cualquier actividad de algún tipo, Irán no se quedaría quieto y reaccionaría ferozmente", dijo el ministro de Petroleo (IPETROL.MC)iraní, Gholam Hossein Nozari, al margen del Congreso Mundial del Petróleo que se celebra en Madrid, consultado sobre qué haría Teherán en caso de ser atacado. "Cuando sólo una declaración (sobre un posible ataque) genera tanta volatilidad en los mercados ¿pueden imaginarse lo que sería el resultado en el mercado petrolero (...) si ocurre cualquier acción?", señaló a través de un traductor.

Consultado sobre si Irán interrumpiría las ventas de crudo a raíz de un ataque, respondió: "Irán siempre ha sido una fuente confiable de suministro al mercado e Irán sigue siendo siempre un proveedor".

La especulación sobre un eventual ataque militar de Israel contra las instalaciones nucleares de Irán ha aumentado recientemente.

Nozari también descartó un aumento de la oferta de petróleo para enfriar los precios récord del petróleo, que superan los 140 dólares el barril. "Tenemos cierta capacidad de producción excedentaria. Al mismo tiempo, no es necesario suministrar más petróleo al mercado", dijo.

Los países consumidores presionan a Irán y a los demás de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a aumentar la oferta para ayudar a bajar los precios del crudo.

El secretario general de la OPEP, el libio Abdalá el Badri, contestó sobre este tema a la Agencia Internacional de Energía (AIE, que defiende los intereses de los países consumidores industrializados), que el martes predijo tensiones en el mercado a raíz de una oferta deficiente de aquí al 2012. "Con el alto nivel actual de precios, no podemos decir que habrá una tensión en el mercado a partir de 2012 porque no es verdad", dijo el Badri a la AIE en el diario español El País. "Con este nivel de precios, si hay demanda, todo el mundo realizará inversiones y habrá más oferta" en 2012, argumentó.

El Badri denunció "el mito de la escasez" de crudo, y atribuyó la disparada de los precios del barril a las consecuencias de la crisis financiera 'subprime' en Estados Unidos, que trasladó a los inversores hacia las materias primas, el producto "más atractivo para la especulación".

También exhortó a Estados Unidos a "dejar de acosar a los países de la OPEP", y subrayó que "con el boicot de Libia, el boicot de Irán y el problema creado en Irak, hay de cinco a seis millones de barriles por día que faltan en el mercado".

Mientras el barril de petróleo evolucionaba este miércoles por encima de los 141 dólares, el Congreso de Petróleo en Madrid, celebrado una semana después de la infructuosa cita de Yeda, en Arabia Saudí, no daba muestras de un entendimiento sobre las razonas de la disparada y sus eventuales soluciones.

El presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, cuyo país está harto de la fiebre de los precios del petróleo que lleva a la población a manifestarse masivamente, llamó a las dos partes a dar muestras de responsabilidad. "Es hora de que los países productores, no sólo la OPEP y Arabia Saudí sino también Rusia y Venezuela, se sienten en torno a una mesa con las naciones consumidoras, con Estados Unidos, China e India, dejando de acusarse", declaró el presidente desde Yakarta.

Indonesia es miembro de la OPEP pero dejará el cartel a fin de año, porque dejó de exportar y consume toda su producción.

"Es necesario que (los países productores) calculen cuánto pueden aumentar su producción. Si eso no es posible, hay que actuar para reducir el consumo de petróleo", agregó el presidente indonesio.

Otras noticias

Contenido patrocinado