Buscar

La España de Orenga sucumbe a la maldición del anfitrión moderno

Sergio de la Cruz
11/09/2014 - 19:00
Más noticias sobre:
El vestuario español, tras la derrota ante Francia. Imagen: EFE.

Frente a una Francia sin Joakim Noah y Tony Parker, España sucumbió en un partido que quedará para el recuerdo y por lo inesperado de una caída que pone en serio riesgo la participación en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016. De paso, confirma una tendencia en las últimas décadas.

Y es que desde 1970 ser el anfitrión de un Mundial de Baloncesto es sinónimo de fracaso. Con la celebración de la edición de ese año, Yugoslavia fue el último país que consiguió la victoria final en el Mundial que le tocó celebrar en su territorio.

A partir de ese momento, el país que ha estado más cerca de conseguir emular a los soviéticos ha sido Turquía, que se quedó a las puertas del éxito, con una derrota en la final ante Estados Unidos en 2010 en la que despuntó un joven Kevin Durant. De hecho, con su plata el cuadro otomano ha sido el único anfitrión de los doce que han albergado estos eventos desde 1970 que ha logrado conseguir una medalla. Y si hablamos de llegar a las semifinales, solo Grecia puede sumarse a los turcos, en 1998.

Esta maldición deja tras de sí fracasos sonados como el Estados Unidos en su Mundial de 2002, en el que solo pudo ser sexta, y también ha afectado a España, en 1986. En esta edición, el cuadro español quedó quinto, plaza máxima a la que aspira en este Mundial que aún se está celebrando.

Un panorama diferente antes de 1970

Tomando como punto de inflexión 1970, antes de esa fecha la realidad fue totalmente diferente. De hecho, en los cinco Mundiales que se celebraron de 1950 a 1967, hubo dos anfitriones campeones del mundo: Brasil, en 1967, y Argentina, en 1950.

En estas cinco citas mundialistas, todas ellas celebradas en Sudamérica, hubo un predominio de equipos organizadores en el podio: solo Uruguay se quedó sin medalla en la edición de 1967. En 1959, Chile logró e bronce y en 1954 Brasil consiguió la plata.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 7

#1
12-09-2014 / 10:15
Desde Málaga
Puntuación 2

El problema es que en clasificación, ganamos a Francia y a la hora de la verdad:

PERDIMOS CONTRA FRANCIA...!

#2
12-09-2014 / 11:41
banquillo
Puntuación 5

jamás he visto una dirección desde el banquillo como la del españa-francia...

#3
12-09-2014 / 11:57
antonio
Puntuación 0

La maldicion es el gafe de Rajoy.

#4
13-09-2014 / 16:02
Lucas
Puntuación 1

ÑBA, jejejejejejejejeje

#5
13-09-2014 / 16:04
Lucass
Puntuación 1

Antonio, si naces un día más tarde eres un poco más tonto

#6
13-09-2014 / 16:04
Lucass
Puntuación 0

Antonio, si naces un día más tarde eres un poco más tonto

#7
13-09-2014 / 16:06
Lauritta
Puntuación 0

El día que perdió la ÑBA fue un día de felicidad, lo mismo ocurrió cuando lo de Brasil, un orgasmo irrepetible. jejejejejejejejejejee