Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un clic, descargue gratis su edición de elEconomista

Amy Winehouse, un espectáculo de feria para el público de Rock in Río

EFE
4/07/2008 - 22:50

Madrid, 4 jul (EFE).- Con el primer sorbo de alcohol llegó la primera ovación. Una Amy Winehouse que no pudo encontrar el punto de equilibrio, y mucho menos el de la entonación, hizo las delicias del público asistente a la tercera jornada de Rock in Río, que protagonizó una espectacular entrada para disfrutar a costa de la cantante.

No era la artista más importante del cartel pero sí la más esperada de este Rock in Rio Madrid. Una Amy Winehouse desprovista de todo argumento musical no defraudó a los asistentes del festival, que no esperaban grandes logros musicales y sí algo de morbo en el comportamiento errático de la británica.

Con la primera copa acabada la tercera canción de un recital iniciado con una declaración de intenciones como "Adicted", Winehouse desistió de sus tacones para interpretar, ya con zapato plano, "Cupid", aferrada a una guitarra que fue incapaz de tocar.

En su fugaz paso por Arganda del Rey (Madrid) -ya que, según la organización, aterrizó con tan sólo una hora de antelación de la hora prevista de su concierto-, Winehouse ha desvirtuado cada una de las canciones de su, por otro lado, espléndido catálogo musical.

Otras noticias

Contenido patrocinado