Buscar

El Guggenheim Bilbao fusiona el expresionismo abstracto con la música de jazz

EFE
19/05/2017 - 17:33

Bilbao, 19 may (EFE).- El Museo Guggenheim de Bilbao fusionará hoy la música de jazz con la pintura de los grandes maestros del expresionismo abstracto en un concierto gratuito organizado con motivo de la exposición que sobre este movimiento pictórico acoge en sus salas.

El concierto, basado en improvisaciones inspiradas en las obras de los grandes maestros del expresionismo abstracto, movimiento surgido en Estados Unidos al final de la II Guerra Mundial, con Pollock, Rothko, David Smith y Cyfford Still, entre otros, correrá a cargo del cuarteto "The Deptones", del Conservatorio de Música de Pamplona.

La actuación tendrá lugar durante dos horas y media, de 19:30 a 22 horas de hoy, en un escenario instalado en la Plaza Nueva de Bilbao.

Durante el concierto se proyectarán sobre una gran pantalla instalada en el escenario algunas de las obras maestras de estos artistas que se exponen actualmente en el Guggenheim con motivo de la muestra titulada "Expresionismo abstracto".

La iniciativa es también, según ha explicado la comisaria de la citada exposición, Lucía Agirre, un homenaje al "Free Jazz", una corriente surgida en Nueva York en los años 40 del pasado siglo al tiempo que los artistas de este movimiento pictórico inauguraban una nueva época en la pintura, rompiendo con los convencionalismos anteriores.

La comisaria ha precisado que "si alguien piensa en la banda sonora que le correspondería al movimiento del Expresionismo Abstracto, sería, sin ninguna duda, el jazz y, en concreto, el free jazz, término acuñado por Ornette Coleman en 1960".

Muchos de los artistas de este movimiento "eran unos grandes enamorados del jazz, asiduos a clubes como el de Erik Condom o al "Five Spot" de Nueva York y sabemos que Jackson Pollock tenía una fonoteca con más de 150 discos dedicados al jazz".

De hecho, ha apuntado, Pollock consideraba que "el jazz, además del impresionismo abstracto, era la única cosa innovadora que había creado Estados Unidos en su historia".

Agirre ha agregado que, pese a esta afición de Pollock por el jazz, está demostrado que nunca pintó sus obras mientras escuchaba esta música de fondo, ya que hasta 1953 no tuvo electricidad en su estudio de trabajo.

"Lo que si es verdad es que podía pasarse tres días escuchando jazz, noche y día, a un volumen muy alto", ha rematado.

La exposición "Expresionismo abstracto", que reúne 130 cuadros, esculturas y fotografías de 33 creadores vinculados o influenciados por este movimiento de las artes plásticas, permanecerá abierta en las salas de la planta segunda del museo bilbaíno hasta el próximo 4 de junio.

Otras noticias

Contenido patrocinado