Buscar

Jordi Lanuza: "'Com a casa' es un disco fresco y un ejercicio de honestidad"

EFE
8/03/2018 - 16:33
Más noticias sobre:

Barcelona, 8 mar (EFE).- El líder de la banda barcelonesa Inspira, Jordi Lanuza, debuta en solitario con "Com a casa", un disco grabado en directo en su estudio "por inmediatez", para que sonase "fresco" y "un ejercicio de honestidad" que presentará mañana en el Auditori de Barcelona dentro del festival BarnaSants.

Lanuza, de 41 años, ha publicado cuatro discos con Inspira pero, en esta ocasión, vio que las 18 canciones que había compuesto no casaban con el carácter de su banda excepto alguna como "Perdre pedres" o "Morts al campanar" y, junto a su colega Pau Vallvé, eligieron once y las pulieron tras "un trabajo previo" arduo.

Esta labor les permitió grabar en directo en La Molería, su estudio y local de ensayo, en tan solo dos días.

"No improvisamos", aclara Lanuza, que resalta que "la gente tiene miedo por cómo quedará el disco", con fallos e imperfecciones, obviamente, "como los clásicos, no tan impecable", como Neil Young, al que Lanuza define como "una historia aparte".

Porque el barcelonés buscaba "simplificar la canción", y por ello optó por "temas cortos, sin desarrollos de banda, fáciles de recordar y, melódicamente, más o menos pop o rebuscados"

Guitarra acústica y la voz de Jordi Lanuza, y algunos detalles de piano de Pau Vallvé son el aderezo que reciben piezas cantadas en primera persona como "El sol i la nostàlgia", "Com a casa", "Mentre dorms", "La cançó es fon" o "Gotes d'esperança", producidas por el propio Vallvé y con el bajista de Inspira, Darío Vuelta, en el control técnico.

Y todo ello con vistas a captar "la inmediatez" de un disco "más fresco" y grabado "de manera diferente, sin capas". "Es un ejercicio de honestidad grabado como en el sofá de casa, sin auriculares, con dos tomas de cada tema, tal y como sale", destaca Lanuza, que recuerda que fue Pau Vallvé quien le insistió para que grabase estas canciones "sin arpegios, ni percusiones, ni bajos".

Además, Lanuza se ha hecho cargo de una cafetería, Minerva, en su barrio, Gràcia, y solamente dedica una noche a la semana a su otro negocio, El Vinilo, lugar de encuentro del indie y el rock de Barcelona, para poder estar con su hija Greta, de casi tres años.

"Ahora puedo dormir y las cosas cuadran porque es compatible con la niña", insiste para explicar que la paternidad le ha hecho "más práctico y no tan idealista", por lo que cuenta "lo que está pasando" en canciones con temáticas "más cotidianas" como lo que siente cuando ve a su hija, a la que deja "un legado" en "Amor absolut".

Jordi Lanuza no se ha planteado si habrá más discos propios en solitario, aunque admite que "seguramente, dentro de tres años", cuando termine el próximo elepé de Inspira, del que ya tiene "3 o 4 temas", para grabar también en directo en el estudio de La Casamurada de Banyeres del Penedès (Tarragona).

Mientras, va memorizando los nuevos textos de cara a las presentaciones en directo, como la de mañana viernes en el Auditori de Barcelona, dentro del festival Barnasants, a la que seguirán, también en marzo, actuaciones en La Garriga -día 10-, Lleida -día 17-, Vic -día 18- y Palafolls -día 24-.

Irá solo con su guitarra y un técnico de sonido para las reverbs y delays que suenan en "Com a casa" (Bankrobber) y ofrecerá 75 minutos de música: las nuevas canciones y seis o siete clásicos de Inspira que funcionan con acústica y voz.

Otras noticias

Contenido patrocinado