Buscar

Mikel Izal, acusado de acoso sexual por varios usuarios de Twitter

9/05/2018 - 13:50 | 15:27 - 9/05/18
  • El cantante ha negado las acusaciones en un comunicado
Más noticias sobre:
Mikel Izal, durante un concierto. Foto: Wikipedia

El músico español Mikel Izal se ha convertido este miércoles en trending topic en Twitter después de que haya sido señalado por varias mujeres por acoso sexual. Pese a que no existe ninguna denuncia en firme, y el cantante ha negado las acusaciones, las redes se han llenado de capturas de pantalla de conversaciones entre Izal y algunas chicas.

En una de las conversaciones, una chica le escribe "Estoy escuchando una canción tuya right now". La respuesta del músico fue: "Tócate", seguido de una breve disculpa. "Soy un cachondo... perdona".

A los testimonios que denuncian a Izal, se han sumado también muestras de apoyo al artista, donde algunos usuarios ha asegurado que se niegan a creer estos hechos.

Mikel Izal es el vocalista del grupo Izal y entre sus temas más conocidos están Pausa, Qué bien, El Pozo o Pequeña Gran Revolución.

Comunicado de Izal

Tras la polémica surgida en las redes sociales, Mikel Izal ha publicado un comunicado en su cuenta de Instragram en el que explica que, "ante la horrible campaña que acontece desde ayer en redes" contra su persona, se ha visto obligado a emitir el citado comunicado, "en uno de los peores días" que recuerda.

"Las redes sociales han sido y son una gran herramienta en estos años para el desarrollo de mi vida profesional. Pero, como nada es blanco o negro, acaban de mostrarme su lado más terrible, dañino, injusto y falaz. Ayer la red y su crueldad anónima distorsionó el contenido de mi corazón y mi cerebro hasta hacerlos irreconocibles, usando además como arma aquello que quién me conoce sabe que me revuelve el estómago: el menosprecio a la mujer", ha señalado el músico.

Asimismo, Mikel Izal advierte de que "no hay nada de gracioso, entretenido o ingenuo en esos textos acusadores y gratuitos, que circulan libremente" por la red. "Y que hoy me hacen pasto de las llamas a mí, mañana a quién sabe quién", ha avisado.

Según ha defendido el compositor, "no solo destapan y atentan contra la vida privada, un derecho de todos, a golpe de click, sino que banalizan, monetizan y manosean problemas muy graves que son lacra social y tarea de la Justicia".

"Por supuesto, niego rotunda y categóricamente, cualquier acto de acoso, violación o actividad de carácter físico y sexual no consentida. Ni con personas adultas ni por supuesto con menores de edad.En cuanto al desarrollo de mi vida privada, es posible que algunos y algunas, personas individuales o colectivos, estéis esperando detalles concretos. No creo que hagan falta. Todo lo acontecido, es mío y de quienes me rodean", ha aclarado.

En este sentido, ha reiterado que ha llevado su "vida privada como tal, siempre desde el respeto a la otra parte, de forma honesta, transparente, sin absolutamente ninguna actitud vejatoria". "A partir de aquí, me reservo el derecho de tomar las acciones legales que se consideren oportunas", ha añadido el artista.

Polémica con Castelo

Izal ha aparecido en el foco de la polémica al mismo tiempo que el humorista Antonio Castelo, conocido por aparecer en Yu: No te pierdas nada de Los 40. También han aparecido varias acusaciones en su contra en las redes sociales. De hecho, Soy una pringada ha sorprendido este miércoles a sus seguidores al lanzar un comentario en su cuenta oficial de Twitter.

"Me he estado callando desde que me he enterado pero no puedo más, Antonio Castelo es un machista y un acosador de mierda. Que sea mi compañero de trabajo no significa nada y no me iba a impedir seguir mis principios como siempre he hecho y mucho menos ser real. Ahí lo llevas, 'señor'", ha escrito la famosa youtuber.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.