El portavoz del Gobierno andaluz en funciones, Miguel Ángel Vázquez, ha criticado este martes que el PP-A siga "instalado en el veto" a la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta después de "70 días" y que su única posición sea plantear un "cambio de cromos" o un "mercadeo" a cambio de alcaldías.

Vázquez se ha pronunciado de este modo en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno al ser preguntado por si el Ejecutivo en funciones tiene expectativas de que la investidura de Susana Díaz pueda desbloquearse a lo largo del presente mes de junio.

"A día de hoy nadie entiende lo que pasa en Andalucía por el bloqueo de la oposición, que actúa por interés particular, por tacticismo y sin plantear alternativa y está ralentizando el crecimiento económico y la recuperación", ha lamentado el portavoz, que ha apelado a la "responsabilidad" del resto de grupos para que "Andalucía consiga un gobierno en plenitud tras 70 días esperando".

Vázquez ha centrado sus críticas en el PP-A porque "como primer partido de la oposición debería ser el más responsable de todos" y ha recordado que "desde el primer minuto el PP-A vino condicionando el desbloqueo de la investidura al cambio de cromos por alcaldías y desde el primer minuto le dijimos que no íbamos a entrar en un mercado persa ni en ningún cambalache".

"Ahí no nos van a encontrar porque sería una falta de respeto a los ciudadanos de Andalucía", ha garantizado el portavoz, que ha insistido en que el "cambalache de sillones" que propone el PP-A supone "devaluar el significado del autogobierno conquistado con la gran movilización del 28-F".

Outbrain