Los resultados del 24M han abierto el debate en todos los partidos, incluido Podemos. Aunque las candidaturas de unidad popular propugnadas por el partido han conseguido importantes victorias en las municipales (Madrid y Barcelona, entre otras alcaldías), el hecho de que el partido no haya descollado en las autonómicas, donde concurría en solitario, ha hecho que la formación vuelva a encomendarse para redefinir su estrategia a Juan Carlos Monedero, quien no descarta ahora aspirar a un cargo electo.

Aunque no se trata de un regreso formal a la cúpula, el ideólogo de Podemos vuelve a recuperar fuerza dentro del partido después de que en el 24M se confirmase que su idea de aglutinar diversas alternativas políticas de izquierda ha dado más rédito que la estrategia individual asociada a otras corrientes dentro del partido como la de Íñigo Errejón y Carolina Bescansa.

Según informa El Huffington Post, Monedero, que siempre ha contado con la amistad y respaldo de Pablo Iglesias, volvería a convertirse en estratega de cabecera del partido para planificar las generales. Eso sí, el propio profesor de la Complutense ha reconocido que en la estrategia a seguir no se repetirán errores del pasado y que no habrá tanto sopas de letras como una voluntad integradora dentro de Podemos. En resumen: la marca no se toca.

Conscientes de que las victorias de Manuela Carmena en Madrid y Ada Colau en Barcelona se asocian a la marca Podemos, desde la formación morada la nueva idea es que el partido concurra a las generales como Podemos, un guión y lo que venga detrás, centrándose más en aspectos programáticos en común que en la imagen exterior. Algo que ha resultado clave en las municipales.

Cuestionado durante la investidura de Carmena el pasado sábado por si tiene pensado aspirar a un cargo electo con Podemos después de su retirada de la primera línea de la actualidad a raíz de la polémica con Hacienda, Monedero reveló: "Ya veremos. Soy más útil desde fuera, pero la vida da muchas vueltas".

De este modo, Monedero no descarta de plano una alternativa a la que se ha opuesto casi siempre. De hecho, en su momento declinó estar en las listas para ser eurodiputado, no insistió en concurrir a la Alcaldía de Madrid y poco antes de anunciar su marcha de la cúpula de Podemos dijo que ya no contemplaba la idea de ir a las generales y poder ser diputado.

Outbrain