El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha admitido este jueves que la opción de sacar adelante junto al PSOE y el apoyo de los nacionalistas una alternativa de gobierno a la del líder del PP, Mariano Rajoy, como proponía su formación, es ya "prácticamente imposible" tras los acuerdos que configuraron la composición de la Mesa del Congreso el pasado martes, durante la sesión constitutiva del Parlamento.

"La votación de la Mesa ha revelado como imposible lo que nosotros intentamos: un acuerdo con el PSOE, Convergència, ERC y PNV. Eso está claro que no es posible", ha sentenciado el líder de la formación morada en una entrevista en TVE.

En este sentido, ha lamentado que la oferta lanzada por Unidos Podemos y En Comú Podem a PSOE y nacionalistas para que el líder de la confluencia catalana, Xavier Domènech, fuera el presidente del Congreso y para evitar además que el PP se hiciera con el control de la Mesa, era "la última oportunidad" para avanzar hacia esa alternativa de gobierno progresista.

Así, ha proseguido que tras el acuerdo alcanzado por el PP y Ciudadanos, que fue apoyado por diez "votos fantasma" que los 'populares' adjudican a Convergència y PNV -a pesar de que estas fuerzas lo niegan-, esa alternativa es "prácticamente imposible". "Creo que es enormemente difícil", ha ahondado.

La "digestión" del PSOE

Además, Iglesias ha añadido, al ser preguntado por las dificultades que siempre han protagonizado las negociaciones de su formación con el PSOE, que el partido de Pedro Sánchez "no ha digerido bien que en los últimos dos años haya aparecido una fuerza que le ha superado en tantos sitios". "Es normal", ha apostillado, para añadir que tarde o temprano el PSOE asumirá que para gobernar necesitará a Podemos, así como la formación morada necesitará a los socialistas.

Por todo ello, Iglesias cree que, en este momento, la única opción viable para formar gobierno es la que impulsa Rajoy, aunque para ello necesita, a su juicio, al PSOE. "Me temo que al final va a tener que decidir el PSOE si gobierna Rajoy o si fuerzan terceras elecciones", ha enfatizado.

La previsión de Iglesias es que aunque los socialistas se opondrán en la primera investidura a la que se enfrente Rajoy -tanto en la primera como en la segunda votación-, pero que en el segundo intento se abstendrán, al igual que el PNV, para evitar esas terceras elecciones.

"El PSOE ha renunciado a gobernar y aunque quisiéramos, nosotros y el PSOE solos no podríamos. Es necesarios el apoyo de los que han dado el apoyo al PP. Ahora va a decidir el PSOE. Mi quiniela es que si Rajoy no lo consigue la primera vez, la siguiente que se presente lo conseguirá", ha resumido.

Lo que sí tiene muy claro es que Unidos Podemos y sus confluencias van a votar 'no' a Rajoy. "Nosotros somos la única fuerza que tiene claro su papel de oposición", ha afirmado. "Le voy a decir al Rey que vamos a votar que no a Rajoy y que los acuerdos no pasan por Podemos", ha explicado.

La credibilidad de C's

También tiene claro que Ciudadanos acabará facilitando que Rajoy gobierne, a pesar de que ahora el partido de Albert Rivera haya amenazado al PP con volver al 'no' -habían prometido su abstención- si hay algún pacto con los independentistas catalanes, porque su palabra es "como la de Don Pimpón en Barrio Sésamo".

"Dicen que no sabían nada de ese acuerdo. Creo es la fuerza que menos credibilidad tiene en este país, así que pueden decir una cosa y al día siguiente hacer perfectamente lo contrario", ha asegurado.

El grupo de CDC

A raíz también de la polémica con la Mesa del Congreso Iglesias ha puesto en cuestión que su formación vaya a apoyar que CDC tenga grupo propio en el Congreso, y ha dejado la decisión en manos de sus socios de En Comú Podem.

Así lo ha asegurado un día después de que su secretario Político y portavoz parlamentario, Íñigo Errejón, diera por hecho que "por coherencia" apoyarían que CDC formara grupo, ya que uno de sus principios es construir un Congreso más plural.

"Vamos a ver. He hablado con los compañeros de En Comú Podem y vamos a ver", ha afirmado Iglesias este jueves, para añadir que serán sus socios de la confluencia catalana, liderados por Xavier Domènech, quienes decidan cuál es la postura que deben adoptar en la Mesa del Congreso cuando se decida si CDC puede o no formar grupo.

"En política, el amor con amor se paga. A priori no veíamos ningún inconveniente pero dadas las circunstancias, decidirán los compañeros de En Comú Podem y seguiremos la línea que marque Domènech", ha afirmado Iglesias, haciendo referencia a la decisión de los independentistas catalanes de no apoyar la candidatura de Domènech a presidir el Congreso.

Outbrain