Las fuerzas iraquíes se han hecho con el control de casi la mitad del oeste de la ciudad de Mosul en las últimas tres semanas, periodo en el cual unos 100.000 civiles huyeron de los combates entre las tropas y el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

El jefe de las operaciones conjuntas iraquíes y comandante de las Fuerzas Antiterroristas, Taleb Shaghati al Kinani, aseguró hoy a Efe que "han liberado casi el 50 por ciento del oeste de Mosul" del yugo de los yihadistas.

Asimismo, detalló que las fuerzas iraquíes se encuentran ahora en el centro de la parte occidental de la urbe, dividida en dos por el río Tigris y cuya mitad oriental fue conquistada por las tropas gubernamentales a finales del pasado enero.

Desde el comienzo de la ofensiva sobre la parte occidental de Mosul el pasado 19 de febrero, las fuerzas conjuntas -encabezadas por la Policía Federal y su cuerpo de Respuesta Rápida- han tomado el control de quince barrios, según Al Kinani.

El comandante informó además de que las tropas irrumpieron hoy en la zona de Al Awat y en el barrio de Mosul al Yadida (Nuevo Mosul).

Mientras, un comandante de las Fuerzas Antiterroristas el general Maan al Saadi, dijo a Efe que sus hombres se hicieron con el control del barrio de Al Aguat y mataron a 14 radicales, además de hacer detonar seis coches bomba.

Por su parte, las fuerzas de Respuesta Rápida irrumpieron en la zona comercial, en el barrio de Bab al Tub, ubicado en el casco histórico de la parte occidental, informó a Efe un oficial de este cuerpo identificado como Abdelamir al Mohamadaui.

El uniformado detalló que unidades del Ejército y la Policía se desplegaron en Bab al Tub y tomaron el control de edificios elevados, donde posicionaron a francotiradores.

Asimismo, tomaron el denominado "mercado del miércoles" y la plaza Al Remah, también en el centro de Mosul, y mataron a 72 terroristas del EI, entre ellos nueve suicidas.

El comandante de la Policía Federal, Raid Shaker Yaudat, dijo a Efe que decenas de extremistas fueron abatidos o heridos por las operaciones con drones llevadas a cabo hoy, en las que fueron destruidos 20 vehículos del EI.

Estampida de 100.000 civiles

Los duros combates que se desarrollan desde hace tres semanas, han provocado el desplazamiento de casi 100.000 personas, según el último recuento publicado hoy por el Ministerio iraquí de Migraciones.

Un total de 99.852 civiles han abandonado los barrios del oeste de Mosul desde el pasado 19 de febrero y sólo hoy el Ministerio ha registrado a 10.607 nuevos desplazados en los campamentos levantados para acoger a estas personas.

En total, más de 300.000 personas han abandonado Mosul desde el comienzo, el pasado octubre, de la campaña militar sobre el que fue el principal bastión del EI en Irak.

Mientras, una fuente provincial cifró en miles los residentes de Mosul que han fallecido o resultado heridos en las pasadas tres semanas, debido no sólo a la violencia, sino también a la falta de alimentos y atención sanitaria en las zonas de combate.

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Consejo de la Provincia de Nínive -de la que Mosul es capital-, Gazuan Al Daudi, dijo a Efe que son miles las víctimas mortales y heridos en las áreas que fueron arrebatadas al EI en la parte occidental de la urbe, pero no especificó el número de muertos.

Al Daudi destacó que las víctimas civiles se vieron obligadas a permanecer en Mosul por instrucción e las fuerzas iraquíes o porque estaban enfermemos, ancianos o discapacitados, y por tanto estuvieron expuestos a la violencia.

Incluso después de que los barrios fueran tomados por las tropas gubernamentales, los civiles han sufrido por la escasez de productos básicos, debido a que los suministros difícilmente alcanzan la parte oeste de Mosul, explicó Al Daudi.

"No hay ninguna institución que ofrezca servicios sanitarios (en el oeste), no hay luz, electricidad ni agua potable", destacó el representante provincial, el cual añadió que el EI también lanza proyectiles de mortero contra las zonas liberadas y sus francotiradores disparan a los civiles.

En los alrededores de Mosul prosigue la ofensiva contra el EI y las milicias progubernamentales Multitud Popular se hicieron hoy con el 80 por ciento de la comarca de Badush, situada a unos 25 kilómetros al oeste de la urbe.

En los combates mataron al líder militar del EI en esa zona, Mohamed Iali, y al gobernador del EI, Ali Salem al Yaburi, según un comunicado.

Asimismo, las milicias lideradas por chiíes evacuaron a cientos de familias que huyeron de las áreas aún bajo el control de los yihadistas y les ofrecieron asistencia médica y comida.

Outbrain