La Casa Blanca amaneció este miércoles con una imagen curiosa. Un gigantesco pollo hinchable muy parecido a Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, sorprendió a los viandantes, turistas y curiosos que paseaban por las cercanías de la residencia presidencial, en Washington DC.

Este pollo, con un llamativo tupé dorado y el gesto enfadado como el del propio Trump, es ya un icono famoso en las protestas contra el mandatario. Visualiza, afirman los movimientos contrarios al mandatario, que representa su cobardía (de ahí lo de parecer un 'gallina') a la hora de mostrar los impuestos que paga.

El autor de esta 'gamberrada' es Taran Singh Brar, un ciudadano que vive en el Condado de Orange, California, y que se ocupó, primero de anclar el pollo al suelo y después de inflarlo hasta convertirlo en una atracción turística más del conocido Parque Elipse, situado justo delante de la Casa Blanca, entre el monumento a Washington (el famoso obelisco) y la residencia del dirigente y su familia. 

Pese a la curiosidad generada a su alrededor, Trump no ha podido ver in situ este 'homenaje' a uno de sus aspectos más controvertidos. El presidente estadounidense se encuentra de vacaciones en New Jersey. Mientras, en la Casa Blanca se están ejecutando obras de mejora.

Outbrain