El cielo de Londres se ha cubierto este lunes por una inusual capa de color amarillo creada por el polvo del desierto del Sáhara que ha arrastrado consigo el huracán 'Ophelia' y también debido al humo procedente de los incendios forestales de Portugal y España y que filtran ciertas longitudes de onda de la luz del sol.

"A medida que 'Ophelia' ha avanzado desde las Azores, ha arrastrado (consigo) el polvo del Sáhara, del norte de África y (...) cenizas de los incendios forestales en Portugal y España", ha asegurado un portavoz de la Oficina de Meteorología de Reino Unido.

El viento en la capital británica ha sido moderado durante la jornada de este lunes, lo cual ha causado sorpresa entre los viandantes a medida que la capa amarillenta ha ido cubriendo el cielo de Londres. Las redes se han llenado de fotos inmortalizando este momento.

"Este matiz amarillento es del polvo que está en la atmósfera y el componente azul de la luz del sol es bloqueado por el polvo, pero el componente rojo sí pasa, lo que provoca que el sol parezca más rojo y así se obtiene este tipo de tinte amarillento", han explicado desde la Oficina de Meteorología.

'Ophelia', que ya ha bajado de categoría, ha causado al menos tres muertes en Irlanda este lunes, siendo la peor tormenta que ha sufrido la isla en medio siglo.

Outbrain