Una epidemia de peste ha causado la muerte de al menos 94 personas en la isla de Madagascar y podría extenderse a otras zonas del país, según ha advertido este viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde la sede de Ginebra.

El director de emergencias para África de la OMS, Ibrahima Soce Fall, ha asegurado este viernes que la organización está "luchando a contrarreloj" para frenar la epidemia de peste en el país, así como un brote de marburgo, un virus muy similar al ébola, en Uganda.

La peste es endémica en Madagascar, donde se registran unos 400 casos al año. El brote actual incluye ambos tipos de peste, la bubónica y la neumónica. En ausencia de tratamiento, esta última resulta letal.

No obstante, este último brote, que ha causado 1.135 casos desde agosto, es especialmente preocupante porque ha empezado antes de la temporada. La OMS ha enviado antibióticos a Madagascar para tratar a más de 5.000 pacientes y vacunas para prevenir el posible contagio de más de 100.000 personas en riesgo de infección.

Cerca de 2.000 trabajadores sanitarios están rastreando a todas aquellas personas que puedan haber tenido contacto con los infectados, lo que debería poder permitir controlar la epidemia "relativamente rápido".

"Tengo confianza en que con lo potente que es el equipo que tenemos sobre el terreno y los trabajadores sanitarios, seremos capaces de acabar con los contagios muy rápido", ha asegurado Fall.

En Uganda, la OMS espera poder detener un brote de marburgo, una fiebre hemorrágica muy infecciosa similar al ébola. Este virus ha causado la muerte de una mujer de 50 años tres semanas después de que su hermano muriese de síntomas similares.

"Los positivo es que Uganda está muy acostumbrada a gestionar este tipo de brotes", ha asegurado Fall. En la última década, Uganda ha sufrido hasta cuatro epidemias de marburgo. La enfermedad puede llegar a causar la muerte de hasta un 90% de los infectados.

Outbrain