Un grupo de niños se baja del autobús escolar en mitad de la carretera en Herad, Vest-Agder (Noruega). Uno de ellos se dispone a cruzar de forma temeraria por la parte trasera del vehículo cuando un camión aparece en el carril contrario, justo por donde iba a cruzar.

El conductor logra frenar a tiempo demostrando grandes reflejos y evitando de esta manera que la anécdota se convirtiera en tragedia.

Outbrain