El matrimonio puede reducir el riesgo de desarrollar demencia, concluye una síntesis de la evidencia disponible publicada en la edición digital de Journal of Neurology Neurosurgery & Psychiatry. Los hallazgos indican que los solteros y viudos tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedad, aunque la soltería ya no representa el riesgo para la salud que alguna vez pareció tener, reconocen los investigadores.

Los autores, expertos de la División de Psiquiatría del University College London, en Reino Unido, basan sus hallazgos en los datos de 15 estudios relevantes publicados hasta el final de 2016, que evaluaron el papel potencial del estado civil en el riesgo de demencia e involucraron a más de 800.000 participantes de Europa, América del Norte, América del Sur y Asia.

Los casados representaron entre el 28 y el 80% de las personas en los estudios incluidos; los viudos constituían entre el 8 y el 48%; los divorciados entre el 0 y 16%; y los solteros entre 0 y 32,5%. El análisis conjunto de los datos mostró que, en comparación con los que estaban casados, los solteros tenían un 42% más de probabilidades de desarrollar demencia, después de tener en cuenta la edad y el sexo. Parte de este riesgo podría explicarse por una peor salud física entre personas solteras de por vida.

Sin embargo, los estudios más recientes, que incluyeron a personas nacidas después de 1927, indicaron un riesgo del 24%, lo que sugiere que esto puede haber disminuido con el tiempo, aunque no está claro por qué, dicen los investigadores. Los viudos tenían un 20% más de probabilidades de desarrollar demencia que las personas casadas, aunque la fuerza de esta asociación se debilitó un poco cuando se tuvo en cuenta el logro educativo. Sin embargo, el duelo probablemente aumente los niveles de estrés, que se han asociado con deficiencia en la señalización nerviosa y las capacidades cognitivas, señalan los investigadores.

Estilos de vida más saludables

No se encontraron estas relaciones para aquellos que se habían divorciado de sus parejas, aunque esto podría deberse en parte a la menor cantidad de personas de este estado incluidas en los estudios, según los autores. Pero el menor riesgo entre las personas casadas persistió incluso después de un análisis más detallado, que, según sugieren los científicos, refleja "la solidez de los hallazgos".

Estos hallazgos se basan en estudios observacionales de los que no se pueden extraer conclusiones firmes sobre causa y efecto, y los investigadores destacan varias advertencias, incluido el diseño de algunos de los estudios evaluados y la falta de información sobre la duración del estado de viudedad o el divorcio.

Sin embargo, ofrecen varias explicaciones para las asociaciones que detectaron. El matrimonio puede ayudar a ambos cónyuges a tener estilos de vida más saludables, como hacer más ejercicio, llevar una dieta saludable y fumar y beber menos, todo lo cual se ha asociado con un menor riesgo de demencia. Las parejas también pueden tener más oportunidades de compromiso social que las personas solteras, un factor que se ha relacionado con una mejor salud y un menor riesgo de demencia.

Outbrain