Luka Doncic y Dennis Seeley protagonizaron la jugada más polémica durante el Real Madrid-Gran Canaria perteneciente a la décima jornada de la Liga Endesa que terminó con victoria de los blancos.

Los dos jugadores tuvieron sus más y sus menos durante el partido, pero a poco del final del tercer cuarto llegó la verdadera polémica.

Los dos jugadores se empujaron y Seeley le dio un manotazo que originó una trifulca con varios jugadores separando a los protagonistas de la acción.

Los árbitros del partido solucionaron el rifirrafe con una técnica para cada jugador.

Outbrain