MADRID, 07 (SERVIMEDIA)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que el número de personas con demencia se triplique en los próximos 30 años, pasando de los 50 millones actuales a 152 millones en el año 2050, por lo que este organismo ha presentado este jueves el primer sistema de monitorización global de esta enfermedad.

Este nuevo sistema supervisará el progreso de la prestación sanitaria de las personas con demencia tanto por países como a nivel mundial. Además, comprobará la presencia de políticas y planes nacionales sobre esta patología, así como medidas para reducir los factores de riesgo e infraestructuras para desarrollar los tratamientos. También incluirá información sobre sistemas de vigilancia y datos de morbilidad.

Según el doctor Tarun Dua, del departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS, "este es el primer sistema de monitorización global para la demencia que incluye una gama tan completa de datos. El sistema no solo nos permitirá rastrear el progreso, sino también, lo que es más importante, identificar las áreas donde los esfuerzos futuros son más necesarios".

Hasta la fecha, la OMS ha recopilado datos de 21 países de todos los niveles de ingresos. Para finales de 2018 se espera que aumenten a 50. Los resultados iniciales han reflejado que muchos de estos países ya están tomando medidas, como planificación, conciencia de la demencia y tolerancia a la demencia para combatir la estigmatización de estos pacientes.

Por su parte, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, subrayó que "casi 10 millones de personas desarrollan demencia cada año, seis millones de ellas en países de bajos y medianos ingresos. El sufrimiento resultante es enorme. Es una llamada de alarma: debemos prestar mayor atención a este desafío creciente y garantizar que todas las personas que viven con demencia, donde sea que vivan, reciban la atención que necesitan".

El coste global anual estimado de esta enfermedad es de 818.000 millones de dólares, equivalente a más del 1% del producto interno bruto mundial. El coste total incluye los costes médicos directos, la atención social y la atención informal (pérdida de ingresos de los cuidadores). La OMS advirtió de que para 2030 se espera que este coste ascienda a dos billones de dólares, un coste que podría socavar el desarrollo social y económico y desbordar los servicios sociales y de salud, incluidos los sistemas de cuidado a largo plazo.

(SERVIMEDIA)

07-DIC-17

ABG/caa

Outbrain

También te puede interesar