Madrid, 2 ene (EFE).- El Real Madrid, líder en solitario, comenzará su actividad competitiva de 2018 con todo un clásico del baloncesto español en Vitoria ante el Baskonia, donde tratará de defender su invicto como visitante en el torneo doméstico en el partido 100 en la Liga Endesa del esloveno Luka Doncic.

El conjunto de Pablo Laso, que lidera la tabla con un magnífico balance de doce triunfos y tan solo una derrota -sufrida en casa ante el Barcelona- intentará salir airoso del Buesa Arena y cuanto menos mantener sus dos victorias de margen que tiene respecto al Valencia y al Montakit Fuenlabrada.

Es el único equipo que cuenta por victorias sus partidos fuera de su cancha. Ha ganado los seis, incluida la visita al Valencia, actual campeón.

No obstante, lleva el Real Madrid tres campañas sin ganar en Liga en el pabellón vitoriano, donde en la presente edición de la Euroliga el cuadro baskonista venció por un contundente 105-75.

Toda una advertencia para el cuadro de Pablo Laso en este apretado inicio de año, al que su equipo, no obstante llega en un buen momento en Liga como en Europa.

El choque será muy señalado para Doncic. El MVP de diciembre en ambas competiciones, jugará su partido 100 con tan solo 18 años en la Liga Endesa, en la que debutó en la vigésima novena jornada de la campaña 2014/15 contra el Unicaja, al que le anotó un triple en un minuto y medio.

El joven esloveno no ha tardado en convertirse en auténtico protagonista del cuadro blanco, con el que ya acumula un magnífico palmarés, e incluso con su selección, con la que ganó el último Eurobasket.

Su actuación volverá a ser una de las claves del encuentro. Para el Real Madrid, sobre todo ante la acumulación de bajas que tiene Laso, es determinante, aunque obviamente sin desdeñar la actuación de todo el bloque, habitualmente exigido en estos duelos contra los vitorianos.

El choque se disputará justo un año después de la última visita liguera de los madridistas a Vitoria. Entonces los locales ganaron por 77-62.

También será un dueño de banquillos entre Pedro Martínez y Pablo Laso, los técnicos que se jugaron la pasada temporada los títulos de la Copa del Rey y de la Liga Endesa, con el primero para el madridista y el segundo para el entonces valencianista.

El Real Madrid sabe que se encontrará a un rival herido y necesitado de la victoria después de su inesperada derrota en su anterior partido ante el UCAM en Murcia.

Por ello, Laso y sus pupilos, saben que el compromiso será aún más difícil y que exigirá máxima concentración en defensa y bajo los tableros y acierto en ataque para que no vuelva a ocurrir lo del pasado 14 de noviembre.

Outbrain

También te puede interesar