El único satélite natural de la Tierra se cierne sobre nosotros de forma brillante y redonda. El ritmo de las fases de la luna ha guiado a la humanidad durante milenios, pero nunca nos hemos preguntado por qué es blanca a nuestros ojos cuando en realidad no lo es.

La luna es el cuerpo celeste más fácil de encontrar en el cielo nocturno, pero en realidad no es blanca; su gran y extensa dimensión es oscura como podemos apreciar en su fase de luna nueva. La superficie de nuestro satélite se compone de materiales bastante oscuros, tal y como se aprecia al contemplar las rocas lunares que los astronautas de las misiones Apolo trajeron a la Tierra.

Sin embargo, si estás mirando durante el día, la luna se ve tuene y blanca rodeada por el azul del cielo. Si es de noche, se puede llegar a apreciar como desprende un brillante color amarillo. ¿Por qué el color de la Luna parece blanco si realmente es gris oscuro?

Cuando vemos la luna desde la Tierra, la atmósfera bloquea parcialmente la realidad objetiva del color. Las partículas de la atmósfera dispersan ciertas longitudes de onda de luz y permiten que otras longitudes de onda pasen directamente.

Tablero de ajedrez de Adelson. Imagen: Wikipedia

Para entender esta ilusión óptica, debemos hacer referencia al Tablero de ajedrez de Adelson. La imagen representa un tablero con casillas claras y oscuras. La ilusión óptica es que el área de la imagen con la etiqueta A parece ser de un color más oscuro que el área de la imagen marcada B. Sin embargo, en realidad son del mismo color.

En la imagen, la casilla A es aparentemente más oscura que la B porque hay un cilindro haciendo sombra, pero el brillo y el color de ambas etiquetas son exactamente iguales. Del mismo modo ocurre con la luna; el satélite es bastante oscuro, pero es significativamente más brillante que el cielo nocturno. El contraste de la noche y la atmósfera transforman el color de la luna. Como resultado, nuestro cerebro asume que es blanca, cuando en realidad no lo es.

Este fenómeno se puede apreciar claramente durante un eclipse lunar:

Eclipse lunar. Imagen: Pixabay

¿Ves qué tan blanco se ve el lado derecho? La iluminación relativa hace una gran diferencia en nuestra percepción del color y el brillo.

Outbrain