Los delitos violentos en Alemania aumentaron un 10% en 2015 y en 2016 y el 90% se han atribuido a los refugiados que han llegado al país en estos años, según un estudio gubernamental publicado este miércoles.

Christian Pfeiffer, uno de los investigadores que han participado en este estudio, ha explicado a la emisora alemana Deutschlandfunk que se observan importantes diferencias entre los solicitantes de asilo, dependiendo de las posibilidades que tengan de que su petición prospere.

Así, los autores suelen ser hombres extranjeros de entre 14 y 30 años y de nacionalidades a las que es improbable que se les conceda asilo en Alemania. Los sirios, por ejemplo, suelen evitar meterse en problemas, ha señalado Pfeiffer. "La situación es completamente diferente para quienes se dan cuenta nada más llegar de que son totalmente rechazados aquí", ha apuntado Pfeiffer.

En este sentido, el estudio señala que el 17% de los delitos violentos cometidos en Baja Sajonia fueron atribuidos a personas del Norte de África, que representan solo el 1% de los refugiados que hay en Alemania.

El informe aconseja la reunificación familiar porque ha determinado que la mayoría de los solicitantes de asilo que delinquen no tienen lazos familiares en Alemania.

Outbrain

También te puede interesar