El atleta palentino Óscar Husillos fue el protagonista de la jornada del sábado en los Mundiales de atletismo en pista cubierta que se disputa en la localidad inglesa de Birmingham.

Tras ganar la carrera de los 400 metros en lo que parecía ser el segundo oro de toda la historia de España en estos campeonatos, los jueces decidieron descalificarle alegando que pisó la línea separadora de las calles en una de las curvas.

Las imágenes televisivas dejaron lugar al crecimiento de la polémica, al no observarse claramente si el pie del atleta está encima de la pintura o no. Los jueces, en todo caso, tomaron la decisión a la vista de otras cámaras que no salieron en un primer momento en televisión y que reflejaron la infracción, generando así la descalificación y por consiguiente la anulación de la que habría sido una de las mayores hazañas de la historia del atletismo español.

Outbrain