Joaquín Sánchez le dio el derbi del estadio Benito Villamarín al Real Betis gracias a un tanto en el minuto ochenta que desequilibró un partido igualado pero acabó decantado al lado local tras la expulsión del sevillista Roque Mesa en el minuto 65.

Ambos equipos se fueron al descanso con el empate a cero inicial en un periodo sin demasiadas ocasiones claras de gol, con el Betis con más control del balón y con el Sevilla con el contragolpe como arma, mientras que en la segunda, a raíz de ver Roque Mesa la segunda amarilla, el partido se escoró hacia los intereses verdiblancos y fue Joaquín, que había salido poco antes, el que rompió las tablas y le dio a los suyos el primer triunfo del curso.

Outbrain