El verano futbolístico ha acabado después del fin del mercado de fichajes en España, Alemania y Francia. El periodo de incorporaciones, como todos los años, ha traído consigo una inmensa galería de rumores que, especialmente, ha involucrado a Real Madrid y Barcelona, los dos colosos del deporte rey español. El volumen desmesurado de noticias (en el que agentes de futbolistas y clubes tienen su porción de responsabilidad a través de la filtración de informaciones interesadas) que a menudo erran el tiro da lugar a una lista vastísima de jugadores relacionados con ambas escuadras y que se quedan en el limbo de los fichajes sin realizar. Cada uno de ellos significa un tirón de orejas para el periodismo deportivo.

Al margen de sus fichajes, entre el equipo blanco y el culé suman hasta 54 jugadores que no se han enfundado sus respectivas camisetas y que, en muchos casos, han negado la posibilidad de una contratación durante el verano. Es el Real Madrid el que acumula, con diferencia, más futbolistas relacionados, con 42, frente a la cifra de 23 del Barcelona.

Si las cuentas no salen es porque 11 de ellos han aparecido en informaciones que les llevaban tanto al Santiago Bernabéu como el Camp Nou. Es el caso de Antoine Griezmann, Thiago Alcántara, Miralem Pjanic, Willian, Frankie de Jong, Mohamed Salah, Eden Hazard, Christian Eriksen, Marcos Alonso, N'Golo Kanté y Fabián Ruiz. De todos ellos, solo el exbético cambió de equipo, rumbo al Nápoles.

El Real Madrid, probablemente el club más mediático del mundo, ha abonado, por sus problemas de este verano (la marcha de Cristiano Ronaldo y la posibilidad de hacer una revolución tras el adiós de Zinedine Zidane al banquillo), el terreno para la proliferación de rumores de fichajes. Estos han afectado a todas las líneas. La delantera ha acaparado buena parte, con Neymar y Kylian Mbappé por encima del resto, pero con otros nombres como los de Robert Lewandowski, Harry Kane, Mauro Icardi, Timo Werner, Paulo Dybala, Iago Aspas, Álvaro Morata, Edinson Cavani o Rodrigo Moreno. Ninguno de ellos se ha movido de su equipo.

Antes de la llegada de Thibaut Courtois, la portería también fue objeto de muchas noticias y candidatos para suplir a Keylor Navas. Así, Jan Oblak, Alisson Becker, Hugo Lloris y David de Gea han salido a la palestra. En la defensa, Leo Bonucci, Wendell, Raphael Guerreiro, Ricardo Rodríguez, José María Giménez, Milan Skriniar y Mario Hermoso. De todos estos futuribles en la retaguardia, tan solo Alisson y Bonucci se han marchado a otra escuadra.

Completan la nómina de rumores contabilizados Christian Pulisic, Hirving Lozano, James Rodríguez, Sergej Milinkovic-Savic, Nabil Fekir, Suso, Héctor Herrera, Juan Fernando Quintero y Marco Verratti. Todos ellos, sin mudanza en este mercado de fichajes.

Lo mismo en Barcelona

Al otro lado del puente aéreo, más de lo mismo. Aunque con un menor número de jugadores, en Barcelona han sonado fichajes que, en teoría, estaban destinados a reforzar, especialmente, la zona del centro del campo. Además de los citados anteriormente, también se encuentran Paul Pogba, Adrien Rabiot, Ilkay Gündogan, Aleksandr Golovin, Dani Parejo, Steven N'Zonzi, Marek Hamsik, Aaron Ramsey y Éver Banega.

Junto a ellos, tres defensas: Juan Bernat, Héctor Bellerín y David Alaba, que se erigían como candidatos a reforzar las bandas culés, algo descuidadas o con jugadores reconvertidos. De esta lista, menor comparada con la del Real Madrid, solo Golovin, N'Zonzi y Bernat han fichado por otro equipo, por Mónaco, Roma y PSG, respectivamente.

Outbrain