Luis Enrique ha dotado a España de una nueva seña de identidad en sus dos primeros partidos al frente de la Selección. Con el recuerdo del mal trago del Mundial de Rusia todavía presente, el técnico asturiano ha sacado adelante de forma excelente los encuentros ante Inglaterra y Croacia y, pese a que la gran parte de los jugadores ya iban convocados con sus predecesores, en las alineaciones titulares se pueden presenciar muchos cambios.

Bajo el liderazgo de Saúl y Asensio, el seleccionador dejó un partido para el recuerdo en Elche ante la subcampeona del mundo. Dos jugadores que ya habían sido convocados con Julen Lopetegui y contado con varias oportunidades, especialmente el balear, y que apenas tuvieron minutos con Fernando Hierro, especialmente el ilicitano que no llegó a debutar en el Mundial.

Junto a ambos, Luis Enrique también ha introducido varias novedades, en parte empujado por las despedidas de Piqué, Iniesta y Silva, la ausencia por motivos personales de Costa y su decisión personal de prescindir de Jordi Alba. Los cinco fueron casi indiscutibles con sus predecesores y falta por saber si el lateral y el delantero serán decisiones momentáneas o alterarán el once en el futuro. Por el momento su salida ha dado importancia a los dos anteriormente comentados, además de Nacho y Rodrigo.

El asturiano sí que ha sido más drástico con Koke y Lucas Vázquez, a quienes no ha convocado en su primera lista. Ambos no fueron titulares indiscutibles con Lopetegui y Hierro, pero sí contaron con muchos minutos, sobre todo el colchonero, en los dos años anteriores.

Por su parte, ha dado entrada y ha hecho debutar a tres jugadores que para nada contaron en las dos anteriores etapas. Son Marcos Alonso, José Luis Gaya y Dani Ceballos, aunque bien es cierto que Lopetegui tuvo en mente al lateral del Chelsea y al mediocentro del Real Madrid para alguna convocatoria. Este último, cuajó un excelente partido ante Croacia y se reivindica de cara al futuro.

En otro lugar aparecen los nombres de Rodri, Sergi Roberto, Íñigo Martínez y Diego Llorente. Cuatro jugadores que ya han entrado en esta lista y el propio Luis Enrique ha avisado de que irán ganando protagonismo para el futuro. Un protagonismo que ya llevan arrastrando durante varios años en las convocatorias Azpilicueta, Thiago y Aspas, quienes mantienen el mismo rol que en los dos años anteriores, siendo jugadores de rotación.

Por último aparecen los que son el bloque fuerte de Luis Enrique y ya fueron muy importantes con Lopetegui y Hierro. Son David de Gea -que ha acallado todo tipo de críticas-, Dani Carvajal -indiscutible en el lateral derecho, pero al que una lesión mermó en el Mundial-, Sergio Ramos -capitán y líder de la Selección-, Sergio Busquets -pieza esencial desde 2010- e Isco -uno de los estandartes que sacó del ostracismo Lopetegui y lo seguirá siendo para el asturiano-.

Outbrain