A lo largo del desarrollo embrionario, el feto empieza a moverse y dar patadas nobles cada vez más constantes que se resumen en una experiencia única en la vida de una mujer. Y, como es evidente, todos los embarazos son diferentes, por lo que no es de extrañar que alguna que otra vez nos encontremos barrigas como esta.

Outbrain