El actor Willy Toledo ha sido detenido este miércoles en su casa en Madrid antes de que diera comienzo el acto en el que iba a actuar en el Teatro del Barrio de Madrid, según informan fuentes de la defensa del actor. Toledo aseguró el lunes que no presentaría resistencia si la Policía se presentaba en el teatro para detenerle, pero que no se entregaría por propia voluntad.


Con este mensaje el actor y activista político ha confirmado que la Policía Nacional se había personado en el acto en el que hoy estaría para detenerle.

Este arresto se algo más de una semana después de que el juez de instrucción número 11 de Madrid dictase una orden de detención contra él ya que se ha negado a acudir a una citación hasta en dos ocasiones. Con esta orden de detención el juez pretendía asegurarse que comparezca en sede judicial mañana.

El jueves día 13 de septiembre, el actor y activista está citado a declarar por tercera vez, ya que las dos anteriores no se presentó, por una denuncia de la Asociación Española de Abogados Cristianos contra él por, presuntamente, vulnerar los sentimientos religiosos con un comentario en Facebook.

El 5 de julio de 2017, el actor escribió en su perfil: "Yo me cago en Dios. Y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María". Un mensaje que profirió al conocer que una juez de Sevilla había abierto juicio oral contra tres mujeres que 'procesionaron' una reproducción de una vagina de casi dos metros, como si fuese un paso de Semana Santa. Una iniciativa que se bautizó como "la procesión del coño insumiso". esto motivo la denuncia de la Asociación de Abogados Cristianos.

Su abogado ha comparado la presión judicial de su representado con la represión de tiempos de "la Santa Inquisición" y ha asegurado que Willy Toledo tiene derecho a ejercer "su libertad de expresión" sin que se le "criminalice".

Outbrain