Buscar

Las leyes de muerte digna no han servido para nada

10:59 - 18/03/2017
Un familiar consuela a un enfermo. Imagen: Dreamstime.

Desde que Andalucía aprobó su ley de muerte digna en 2010 ocho comunidades más han seguido su ejemplo, la última Madrid hace unos días. Hace siete años, desde la Asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD) valoramos el esfuerzo pedagógico que suponía esta norma, aunque también expresamos nuestro temor a que quedara en una declaración grandilocuente sobre la dignidad pero a la postre no mejorase la calidad de la muerte de los ciudadanos. Sostuvimos que mientras no se despenalice la eutanasia todas estas leyes serían humo. Por desgracia, el tiempo nos ha dado la razón: no han servido para nada.

Para enviar esta noticia por email, por favor, rellene los siguientes datos.