Buscar

Un cuarto de los británicos son bebedores "peligrosos"

20/05/2009 - 16:57

Por Michael Holden

LONDRES (Reuters) - Casi un cuarto de los británicos son"bebedores peligrosos" y miles más son internados por problemasrelacionados con el alcohol, superando cifras de hace cincoaños, de acuerdo a datos oficiales.

Las estadísticas mostraron que el 33 por ciento de loshombres y el 16 por ciento de las mujeres beben cantidadespotencialmente peligrosas de alcohol, dijo el Centro deInformación Nacional de Salud (NHS, por su sigla en inglés).

Otro 6 por ciento de los hombres y un 2 por ciento de lasmujeres son bebedores nocivos.

"Consumo peligroso" se definió como aquel que puede crearriesgo de daños físicos o psicológicos, mientras que "consumonocivo" fue catalogado como el que posiblemente genereproblemas.

El reporte es el más reciente en señalar que muchosbritánicos beben demasiado alcohol, lo cual causa problemas desalud y aparentemente provocó un aumento de conductasantisociales y violentas.

El Gobierno estima que las lesiones y enfermedadesrelacionadas con el alcohol cuestan al sistema de salud estatalalrededor de 2.700 millones de libras por año.

Las cifras mostraron que en 2007 hubo 863.000 internacionesrelacionadas con el alcohol, un incremento del 69 por cientocon respecto al 2002.

El número de muertes subió a 6.541, un aumento del 19 porciento con respecto al 2001, principalmente por enfermedadeshepáticas.

El sondeo también reflejó recientes hallazgos que indicanque menos niños están bebiendo. Uno de cada cinco alumnos deentre 11 y 15 años respondió que había tomado alcohol en lasemana anterior a ser encuestados, un 26 por ciento menos queen 2001.

El Gobierno está realizando campañas informativas paraadvertir a la población sobre los riesgos del consumo excesivode alcohol. Las cifras oficiales muestran que el 37 por cientode los adultos supera regularmente el máximo diariorecomendado.

Steve Barnett, director ejecutivo de NHS Confederation,pidió por más servicios comunitarios de desintoxicación.

"Las organizaciones del NHS han visto un significativoaumento en las admisiones relacionadas con el alcohol en losúltimos 10 años y los efectos directos para el NHS van desdeproblemas de salud pública a presiones para recursos para losservicios de ambulancias y la seguridad del personal",explicó.


Otras noticias

Contenido patrocinado