Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

La Junta de Myanmar abre el juicio a Suu Kyi

20/05/2009 - 18:00

RANGUN (Reuters) - La Junta militar que gobierna Myanmar permitió el miércoles acudir a diplomáticos y periodistas al juicio contra la líder opositora Aung San Suu Kyi en un aparente intento por calmar la indignación internacional contra el régimen y su más reciente medida contra la premio Nobel de la Paz.

Suu Kyi parecía estar sana y confiada durante la audiencia de 45 minutos presenciada por unos 30 diplomáticos y un puñado de periodistas birmanos en el tercer día de su juicio dentro de la famosa Prisión Central Insein de Rangún.

La mujer de 63 años, conocida cariñosamente como "La Dama" por sus partidarios, se enfrenta a cinco años de cárcel si es declarada culpable de romper las condiciones de su último arresto domiciliario.

"Muchas gracias por venir y por su apoyo", dijo Suu Kyi, que vestía una blusa rosa y una falda atada granate, conocida como 'longhi', a los diplomáticos tras la audiencia.

"Espero verlos en días mejores", agregó, sonriendo, antes de que las oficiales de policía mujeres la escoltaran fuera del tribunal.

Más tarde, en una reunión con diplomáticos de Rusia, Tailandia y Singapur en la prisión, Suu Kyi dijo que ella y dos asistentes mujeres que también estaban siendo juzgadas estaban siendo bien tratadas.

La ministra de Relaciones Exteriores de Singapur dijo que Suu Kyi contó a los diplomáticos que la reconciliación nacional aún era posible "si todas las partes así lo deseaban".

"También expresó la percepción de que no era demasiado tarde para que surgiera algo bueno de este desafortunado incidente", sostuvo la ministra.

No estaba claro si el juicio será abierto el jueves.

El caso contra Suu Kyi, acusada de violar su arresto domiciliario después de que un intruso estadounidense que no fue invitado nadara hasta su hogar junto a un lago hace dos semanas, ha indignado a Occidente y provocado amenazas de nuevas sanciones contra el régimen.

Sin embargo, es poco probable que el gesto de transparencia del miércoles alivie las condenas a un juicio basado en lo que muchos ven como acusaciones falsas para mantener a la carismática Suu Kyi detenida durante las elecciones de 2010.


Otras noticias

Contenido patrocinado