Buscar

Destacamos
Críticas de los fans de Alejandro Sanz: 'Feel the Live' se cae e impide ver el concierto 'Más es más' pese a haber pagado

Un edificio emblemático de Montevideo será convertido en un hotel de 5 estrellas

AFP
21/03/2010 - 16:34

El Jockey Club de Montevideo, ubicado en pleno centro capitalino y vestigio de la 'belle epoque' vernácula, cuando Uruguay era un país de vanguardia política y de solvencia económica, será convertido en un hotel cinco estrellas.

El grupo Pestana, que recibió el usufructo del emblemático edificio del Grupo Neela de España por 38 años, invertirá más de 20 millones de dólares para transformarlo en el cinco estrellas Pestana Montevideo, dijo a la AFP Bernardo Porras, del estudio jurídico que representa legalmente al grupo portugués.

Declarado Monumento Histórico Nacional en 1975, el Jockey Club fue, desde los años 30 hasta la la década de 1970, sede de la aristocracia uruguaya, donde los socios se divertían apostando, disfrutando de masajes y baños turcos o de atención de peluquería.

Con su monumental fachada, mármoles, bajorrelieves, balcones de hierro forjado y columnas, el edificio exhibe el lenguaje de la Escuela de Bellas Artes de París.

Su transformación en hotel implica una completa restauración que "va a preservar todo lo que es patrimonio histórico, pues esa condición tiene un régimen jurídico especial que no permite hacer modificaciones", dijo Porras. "Todo lo que es histórico se va a mantener y restaurar", lo que implicará "traer restauradores y expertos de otras partes del mundo", agregó.

El hotel, que será inaugurado en el primer trimestre de 2012 y empleará de forma directa a unas 130 personas, contará con un centenar de habitaciones, dos restaurantes, salones de eventos, vinacoteca y todas las comodidades del siglo XXI, indicó.

El edificio, sobre la principal avenida de la capital uruguaya, diseñado en 1920 por el arquitecto francés José Carré y terminado en 1932, destinado a ser un club exclusivo de hombres, evoca la cultura y prosperidad que disfrutaba el país en aquellos años.

Sin embargo, desgastado por sucesivas crisis enonómico financieras, en 1997 el señorial edificio terminó siendo rematado judicialmente por 800.000 dólares debido a la insolvencia del Jockey Club. Después fue comprado por el español Grupo Neela, que le dio el usufructo al Grupo Pestana.

Otras noticias

Contenido patrocinado