Buscar

La capital de México vota una dura ley antitabaco

AFP
26/02/2008 - 21:41

Una persona que insista en fumar en lugares cerrados de la Ciudad de México será arrestada de manera inconmutable durante 36 horas, de acuerdo con una ley que votarán este martes los legisladores locales, mientras el Senado federal debatirá otra norma con restricciones más suaves.

La severa iniciativa, que tiene el aval de la mayoría de los legisladores capitalinos, incluye prisión por un día y medio y multas por hasta 1.500 pesos (93 euros) para quienes insistan en fumar en lugares públicos cerrados y de 131.425 pesos (8.179 euros) para los dueños de los sitios que lo permitan.

La inminente ley antitabaco endurece una anterior que permitía fumar en los establecimientos cerrados que contaran con áreas para fumadores y no fumadores. Incluso, como ocurre en Uruguay, el proyecto tampoco avalará que los establecimientos tengan lugares especiales dotados de extractores de humo, a diferencia de Buenos Aires, por ejemplo, que acepta esa posibilidad.

Los opositores a la norma en la capital mexicana, donde se estima que hay alrededor de 1,5 millones de fumadores, ejercieron fuerte resistencia a través de conferencias y actos en los que tildaron la iniciativa de "discriminatoria". Este martes "la Asamblea (de la Ciudad de México) va a dar un golpe a las libertades", dijo el legislador Jorge Díaz Cuervo, quien para legitimar su postura afirmó que no fuma y que su padre murió de un tumor por tabaquismo.

Según Díaz Cuervo, del Partido Verde Ecologista, se trata de "un asunto de tolerancia, de respetarnos unos a otros, de no tratar de imponerles las mayorías su forma de pensar a las minorías". "Así como en el debate del aborto dijimos que las mujeres deben tener el derecho a decidir, en este caso hay que respetar el derecho de las personas a decidir si consumen o no tabaco", dijo al recordar la discusión por la ley de interrupción al embarazo votada en 2007 en la superpoblada capital mexicana.

Los defensores de la norma, que organizaron una campaña llamada 'Se respira respeto', señalaron que ocho de cada diez personas están de acuerdo con los espacios totalmente libres de humo y que muchos de los que tienen el vicio están de acuerdo con limitar los espacios para fumar.

Una encuesta publicada este martes por el diario Reforma coincide que una gran mayoría (79%) de los consultados está a favor de la prohibición de fumar, aunque un 62% acepta que atenta contra la libertad de quienes tienen ese hábito.

En esta misma jornada, el Senado federal se apresta a discutir una iniciativa menos severa, que autoriza lugares para fumadores y no fumadores en todo el país, pero que es rechazada por los productores de tabaco, y además podría generar una controversia constitucional con la capital del país. "Habrá una controversia constitucional, ya que no podemos estar aprobando una ley (en la capital), y otra distinta en el Senado (federal) y que establece que existan áreas para fumar", advirtió Díaz Cuervo.

Por su lado, Ney González Sánchez, gobernador del estado de Nayarit (oeste), donde se produce el 86% del tabaco de México, advirtió de que aunque el Senado apruebe la ley para regular el consumo no será acatada en ese distrito. "No es una ley antitabaco, es una ley antifamilias, anticampesinos" que afectará a 16.000 agricultores, dijo el gobernador al dirigirse a los productores del sector.

Otras noticias

Contenido patrocinado