Buscar

Google y Microsoft, a por el gran mercado del expediente médico

AFP
3/03/2008 - 15:21
Cotizaciones relacionadas
MICROSOFT 105,975 +1,01%
GOOGLE A 656,9900 +2,33%

Microsoft y Google ofrecen sendos sistemas para que los particulares almacenen y gestionen sus datos médicos personales a través de Internet, una herramienta de futuro apetecible para los gigantes de las nuevas tecnologías, pues puede abrirles la puerta al gran mercado de la sanidad.

El buscador de Internet presentó la semana pasada su futuro sitio Google Health, en el que "dentro de unos meses" los internautas podrán guardar sus datos sanitarios, que -en principio- habrá podido descargarse de su médico, su hospital, su laboratorio de análisis, su farmacéutico, etc. Por su parte, Microsoft lanzó el pasado octubre HealthVault, su 'web' equivalente.

Aún conservados en papel por la inmensa mayoría de los pacientes y doctores, los expedientes médicos, una vez informatizados y en la Red, serán el soporte ideal de las publicidades dirigidas y también podrán generar nuevas formas de políticas sanitarias y de prevención. Pero pasará tiempo antes de que los datos estén efectivamente disponibles en formato digital.

Google promete un abanico de servicios personalizados: renovación automática de recetas, gestión de las citas médicas, aviso para tomar un medicamento, etc. Cada uno podrá gestionar su expediente con facilidad, transfiriendo datos entre servicios médicos. Google prueba ya su servicio con miles de pacientes de la Cleveland Clinic, gran centro médico de esa ciudad del norte de EEUU.

Microsoft propone algo más amplio: un programa gratuito (HealthVault) que sea la interfaz central entre particulares y profesionales, abierto a los programadores exteriores. El servicio reúne ya varias aplicaciones de terceros socios. Para gestionar el expediente médico, pero también para controlarse el peso o la presión sanguínea, recibir consejos, etc.

El líder mundial de los programas informáticos ha reunido un centenar de socios (asociaciones profesionales, empresas, hospitales o fabricantes de materiales) para que los datos sean directamente vertidos en HealthVault. Por ejemplo, un diabético podrá incluir su tasa de glucosa, que su médico podrá consultar a través de Internet, en vez de llevársela personalmente en un papel.

Sin embargo, ambos proyectos podrían revelarse finalmente complementarios, apunta el experto Andrew Rocklin, de Diamond Management & Technology Consultants, pues Google se dirige a particulares y Microsoft pretende antes ayudar a los profesionales sanitarios a digitalizar sus datos.

El nicho de mercado parece formidable: más de la mitad de los adultos de EEUU busca habitualmente en Internet informaciones sobre salud. Pero, según el periódico The New York Times, sólo el 20% de los pacientes norteamericanos tiene informatizado su expediente médico, aunque en manos de médicos o compañías de seguros. Es decir, difícilmente recuperable.

Y, aunque tanto Google como Microsoft afirman que jamás permitirán a nadie el acceso a los datos sin permiso explícito del paciente, las asociaciones de defensa de la vida privada ya han expresado su preocupación por los riesgos de que los expedientes médicos estén en Internet, como hizo en un informe publicado a finales de febrero el World Privacy Forum.

Otras noticias

Contenido patrocinado