Buscar

Telecom Italia decepciona al mercado con un cóctel amargo hasta 2010

AFP
8/03/2008 - 14:54
Cotizaciones relacionadas
TELECOM ITALIA 0,6038 -0,59%

El nuevo administrador delegado de Telecom Italia, Franco Bernabé, decepcionó al mundo financiero el viernes al presentar las previsiones del grupo de telecomunicaciones para los próximos tres años, marcadas por la incertidumbre y la caída de los dividendos, pese al buen desempeño en Brasil y Argentina.

El anuncio provocó una caída del 10% del título, el cual alcanzó los niveles más bajos de los últimos 10 años.

Bernabé, a la cabeza del grupo desde diciembre pasado, anunció ante todo "disciplina financiera" y excluyó "fuegos de artificio", tras advertir sin tapujos que el trago será "amargo" para superar el bajo crecimiento y la disminución de los dividendos.

El quinto grupo telefónico más grande de Europa, que en los últimos años tuvo que vender sus activos en el extranjero debido al peso de la deuda, cuenta "reactivar el crecimiento" gracias a los mercados de Italia, Brasil, Alemania y Argentina.

"Queremos ser realistas, los problemas son numerosos, necesitamos tiempo aunque conocemos nuestros puntos fuertes", aseguró el administrador delegado.

Brasil es considerado "estratégico" para el desarrollo del grupo italiano, que tiene como objetivo mantener su liderazgo en el sector de la telefonía móvil y consolidar su posición en el mercado brasileño, explicó en una nota Telecom Italia.

El grupo planea en Brasil pasar de 37 millones de clientes en el 2008 a 43 millones en el 2010 y a aumentar así sus ganancias.

Bernabé anunció que planea ejercer a finales de este año su derecho de compra del operador argentino Telecom Argentina.

El ejecutivo italiano, que asumió el cargo tras numerosos enfrentamientos entre los nuevos accionistas de grupo, en particular la española Telefónica e importantes bancos italianos, anunció que repartirá dividendos "equitativos".

Al contrario del precedente propietario, el grupo industrial Pirelli, que ofrecía el 85% al 90% de los beneficios netos, Bernabé anunció que repartirá el 67% de los beneficios.

El recorte de dividendos permitirá reducir la deuda del grupo, que alcanza los 35.700 millones de euros y servirá también para alimentar las inversiones de los próximos tres años con 15.000 millones de euros.

Telecom Italia tiene una pesada deuda desde finales de los años 90, la cual se amplió en el 2004 con la adquisición de filiales pequeñas del sector móvil.

El grupo de telecomunicaciones italiano reconoció que las previsiones de crecimiento "no son estimulantes" y apunta a que el volumen de negocios aumente del 1% al 2% al año en el 2009 y el 2010.

Para este año el crecimiento deberá ser estable pese a que el grupo preveía un leve aumento.

Otras noticias

Contenido patrocinado