Buscar

Adopción de dieta de EEUU no es sano para los latinos diabéticos

17/03/2008 - 15:22

Por Megan Rauscher

NUEVA YORK (Reuters Health) - Los latinos con diabetes queviven en Estados Unidos puede que estén mejor siguiendo con susalimentos tradicionales que adoptando una dieta estadounidense,según una investigación que indica que la "aculturación" estáasociada a hábitos alimenticios no deseables.

"La diabetes es un problema sustancial y creciente en lacomunidad latina y su autocontrol y un estilo de vida adecuadoson componentes clave para el manejo de la enfermedad", dijo aReuters Health el autor principal del estudio, el doctor ArchG. Mainous III.

"La adopción de hábitos alimentarios estadounidensestípicos no concuerda con una alimentación saludable", añadió elexperto.

Mainous y sus colegas de la Universidad Médica de Carolinadel Sur en Charleston analizaron los datos de una muestranacionalmente representativa de 467 adultos latinos condiabetes.

Los investigadores informaron en Annals of Family Medicineque los latinos que estaban más aculturados tenían unaprobabilidad menor de consumir alimentos de alto contenido defibra (aproximadamente el 9 por ciento frente al 35 por ciento)y de menor contenido de grasas saturadas (el 17 por cientofrente al 46 por ciento) que sus pares menos aculturados.

La aculturación, sin embargo, parecía tener un impactopositivo sobre la actividad física, teniendo los individuos másaculturados mayor tendencia a declarar ejercicio en el tiempolibre que los latinos menos aculturados (el 59 frente al 19 porciento).

"La adopción de algunos comportamientos estadounidensestípicos puede ser contraproducente para el manejo de ladiabetes", concluye Mainous.

Cuando se desarrollan programas de salud culturalmentesensibles, Mainous y sus colegas consideran que es importanteentender el complejo proceso de la aculturación y animar a lagente a mantener comportamientos tradicionales saludables a lavez que se adoptan simultáneamente aspectos beneficiosos de lacultura dominante.

FUENTE: Annals of Family Medicine, marzo/abril del 2008


Contenido patrocinado

Otras noticias


El flash: toda la última hora