Buscar

DESTACAMOS
España se 'atrinchera' en el VAR para asaltar el Stade de France

Salida espacial para probar una reparación de placa térmica del Endeavour

AFP
21/03/2008 - 14:26

Dos astronautas del Endeavour comenzaron la noche del jueves una cuarta salida espacial para probar una técnica de reparación de las cerámicas térmicas del transbordador espacial estadounidense necesaria para garantizar la seguridad de la próxima misión del Atlantis.

Robert Behnken y Mike Foreman emergieron a las 22H04 GMT de la cámara de descompresión de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés), a la que se acopló el Endeavour hace una semana, para una excursión de cerca de siete horas en el espacio, indicó la NASA.

Se trata de la cuarta salida espacial de esta misión de 16 días, de los cuales el transbordador permanecerá 12 amarrado a la ISS.

La salida al espacio de los dos astronautas permitirá probar una nueva técnica de reparación de las cerámicas térmicas que protegen el transbordador espacial cuando entra en la atmósfera, de cara a la próxima misión del transbordador Atlantis, prevista para el 29 de agosto.

El Atlantis, cuya misión será la de reparar el telescopio espacial Hubble, estará demasiado lejos de la ISS para poder acoplarse y permitir a la tripulación esperar ayuda en situación segura si su escudo térmico estuviese demasiado dañado para su regreso a tierra.

Por ello, resulta imperativo poner a punto una técnica de reparación antes de ese vuelo, indicó la NASA.

Durante la salida del jueves los astronautas iban a aplicar una especie de pasta con la ayuda de una pistola similar a las utilizadas por los fontaneros para sellar las juntas.

Esta nueva técnica ya fue probada en repetidas ocasiones en tierra, en distintas condiciones, pero nunca expuesta al vacío del espacio. Una vez reparadas, las cerámicas serán devueltas a tierra abordo del transbordador para ser sometidas a una serie de pruebas aerodinámicas y de temperatura.

Estas cerámicas de protección térmica, unas 25.000, recubren el vientre de los trasbordadores y son una parte importante de sus escudos térmicos cuando ingresan en las capas densas de la atmósfera, a 25 veces la velocidad del sonido, y con temperaturas que pueden alcanzar los 1.500 grados centígrados en las partes más expuestas.

Tras la catástrofe del Columbia el 1 de febrero de 2003 y la muerte de sus siete astronautas, la NASA decidió llevar a cabo inspecciones sistemáticas del escudo térmico de los transbordadores en órbita tras sus lanzamientos, justo antes de que se acoplen a la ISS, y antes de que regresen a Tierra.

La protección térmica del borde de ataque del ala izquierda del Columbia fue agujereada por el impacto de un pedazo de espuma aislante de gran tamaño que se desprendió del tanque externo poco después del lanzamiento.

El Columbia se desintegró durante su reingreso en la atmósfera después de que el aire a altísimas temperaturas se colase en el interior del ala dañada fundiendo su estructura de aluminio.

Durante las tres primeras salidas al espacio de la misión del Endeavour, sus astronautas entregaron y acoplaron el primero de los tres elementos que componen el laboratorio japonés Kibo, y ensamblaron el robot Dextre, el último componente del Sistema de Manipulación Remota Canadarm, con el que Canadá participa en la estación espacial.

Una quinta y última salida está prevista para el sábado. El Endeavour se separará de la estación espacial el lunes y se prevé que aterrice el miércoles 26 de marzo en Florida (sur).

Otras noticias

Contenido patrocinado