Buscar

El misterioso vuelo de las mariposas monarcas desde Canadá a México

AFP
22/03/2008 - 14:55

Millones de mariposas monarcas se instalan cada año en los oyameles de México, tras recorrer desde Canadá 4.500 kilómetros para hibernar y luego ofrecer majestuosas danzas aéreas en los mismos bosques elegidos por sus antecesoras, una misteriosa lealtad geográfica aún sin explicación científica.

A un ritmo de 80 kilómetros por día, las monarcas empiezan a llegar a Michoacán y al Estado de México (oeste y centro) desde inicios de noviembre para hibernar hasta febrero en forma de enormes racimos de uvas que cuelgan de las copas de los oyameles ('abies religiosa', abeto nativo de México) en los mismos bosques elegidos por cuatro generaciones anteriores de monarcas.

"En ocasiones es posible ver nubes de mariposas llegando a los bosques mexicanos", comenta Ricardo Adaya, técnico operativo de la Reserva de la Mariposa Monarca, en Rosario, el santuario más grande de México ubicado en Ocampo, Michoacán.

Una imponente imagen que los lugareños explican a través de ritos ancestrales.

"Se tiene la creencia de que las mariposas que llegan en realidad son las almas de los muertos que vienen a visitarnos", comenta J. Carmen Martínez, presidente comisario del Santuario Chincua, de 330 hectáreas.

Sólo una de cada cinco generaciones de mariposas es la que migra desde las montañas Rocosas del oeste de Estados Unidos y Canadá hasta México.

Esa generación es la más longeva y vive de seis a siete meses, un proceso vital marcado por la temperatura.

Al llegar a México hibernan desde noviembre hasta febrero, cuando comienza la etapa de apareamiento que alternan con una danza aérea en forma de festín de colores: los ocres de las mariposas, el celeste del cielo y los verdes de los árboles. Al inicio de la primavera boreal comienzan el retorno al norte del continente.

Las monarcas, de acuerdo con varios estudios como los de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas de México (CONANP), muestran una tendencia a la fidelidad por los sitios de hibernación, que se caracterizan en general por ser bosques bien conservados, pero la razón sigue siendo un misterio.

Se especula, añade Ayada, que las mariposas dejan grasas en los árboles o en el suelo, que reconocen sus descendientes.

La tala clandestina de árboles y las plagas que matan a los oyameles son algunos de los problemas que enfrentan los ecosistemas de las mariposas monarcas, que preocupa sobre todo a los ejidatarios que operan los santuarios, para quienes la permanencia en México de los insectos representa un importante ingreso económico.

Para combatir la tala ilegal de árboles, los ejidatarios han organizado equipos de vigilancia y ante la presencia de algún talador tienen que pedir el auxilio de la policía local o del ejército.

"Tiene armas así que si nos ponemos agresivos corremos riesgo", explica J. Carmen Martínez.

"Cada tanto pedimos apoyo al ejército y a veces vienen en grupos de 300 soldados, la tala ilegal es un problema que sube y baja", añade uno de los cuidadores del santuario Rosario, ubicado en Michoacán, conocido por sus altos índices de emigración.

En cuanto a las plagas, investigadores de la Universidad de Chapingo (Estado de México) han alertado sobre el incremento de las poblaciones de descortezadores (escarabajo) y de muérdagos (planta parásita) en los refugios de las monarcas, que matan por dentro los oyameles.

Para detener estas amenazas y otras, la CONANP organiza una exposición con el fin de "promover la cultura para la preservación" que estará en principio en París del 30 de abril al 31 de mayo, explicó la organizadora, Eunice Calderón.

En la exposición, que viajará después a España, Bélgica y Estados Unidos, los espectadores, a través de un modelo biomatemático, podrán sentir entre otras cosas la experiencia de ser árboles donde cientos de mariposas monarcas virtuales se posarán.

"Intentamos también promover la candidatura de la Reserva de las Mariposas Monarcas para que la UNESCO la incluya en el Patrimonio Mundial de la Humanidad", concluyó Calderón.

Otras noticias

Contenido patrocinado