Buscar

Expertos afirman que nunca es tarde para hacer ejercicio

1/04/2008 - 18:25

Por Megan Rauscher

NUEVA YORK (Reuters Health) - Para los amantes del sillónfrente al televisor de más de 60 años, la idea de comenzar unprograma de ejercicio puede resultar intimidante, pero no debeserlo, aseguró un investigador durante la duodécima ReuniónAnual sobre Salud y Ejercicio.

El encuentro estuvo fue organizado por el ColegioEstadounidense de Medicina del Deporte y tuvo lugar enCalifornia.

En diálogo con Reuters Health, Melissa Miller, que habló enla reunión, dijo que cuatro de cada 10 adultos mayores sufrende una dolencia crónica, como enfermedad cardíaca, colesterolalto o artritis.

"Gran cantidad de esos adultos evitan el ejercicio porquepiensan que van a lastimarse o a agravar la enfermedad cuando,de hecho, casi todos esos problemas pueden mejorar con laactividad física", dijo Miller.

Casi todas las personas pueden hacer algún tipo deejercicio y beneficiarse, lo que a mediano plazo incluye larelajación, la disminución del estrés y la ansiedad y mejoránimo.

Los beneficios del ejercicio a largo plazo, además deldescenso de peso, son el fortalecimiento y el equilibrio y lamejoría de los trastornos crónicos, incluida la salud mental,la sensación de pertenencia, el aumento de la expectativa devida y la calidad de vida general.

"Existe apenas un 1 o 2 por ciento de la población querealmente no puede hacer ejercicio para mejorar el bienestar.La mayoría solo necesita una buena guía sobre el tipo deejercicio más adecuado", agregó Miller.

La experta, doctoranda de la Walden University, enMinnesota, sugirió que los adultos mayores deberían hablarprimero con el médico y comenzar con un entrenador calificado.También sería una buena idea hacer actividad con alguna personaamiga.

"Una vez que los adultos mayores comienzan a hacerejercicio y comprenden sus beneficios son más propensos acumplirlo más que a cualquier otra edad. Sólo es cuestión delograr que empiecen", indicó Miller.

Dado que la confianza de una persona en sí misma para haceruna tarea específica disminuye con la edad, Miller recomendótrabajar según la experiencia.

Por ejemplo, una ex bailarina podría practicar elevacionesde pierna; un ex jugador de baloncesto podría volver apracticar unos tiros al aro, o un ex corredor podría caminar.

"Hacer algo similar a lo hecho en el pasado es una buenaforma de reconstruir la autoconfianza y la motivación", dijoMiller.

"Tomar conciencia de que 'mi cuerpo todavía puede haceresto o aquello; puedo hacer ejercicio' es un gran motivadorpara muchos", añadió.

Es crítico que los adultos mayores sepan que nunca es tardepara mejorar la salud y la aptitud física, concluyó la autora.


Contenido patrocinado

Otras noticias


El flash: toda la última hora