Buscar

Ordenan el arresto del primo de Uribe por nexos paramilitares

22/04/2008 - 20:00

BOGOTA (Reuters) - La Fiscalía General de Colombia ordenó el martes la captura del ex senador Mario Uribe, primo del presidente Álvaro Uribe, investigado por sus presuntos nexos con los antiguos escuadrones paramilitares de ultraderecha, informó el organismo investigador.

Posteriormente, su abogado José del Carmen Ortega dijo que Uribe se encontraba en la sede de la embajada deCosta Rica en Bogotá, donde solicitó asilo político, y que está a la espera de que el Gobierno de ese paíscentroamericano decida si acoge o rechaza la solicitud.

Mario Uribe, que fue senador del Partido Colombia Democrática y presidente del Congreso, renunció a su investidurade diputado después de que la Corte Suprema de Justicia lo vinculara en septiembre de 2007 al proceso de ladenominada "parapolítica" y el caso fuera asumido por la Fiscalía.

"La Fiscalía General de la Nación dictó medida de aseguramiento de detención preventiva, sin sustitución, niexcarcelación, en contra del ex senador Mario Uribe por el delito de concierto para delinquir por acuerdos para promovergrupos armados al margen de la ley", dijo un comunicado.

"Uribe es investigado por una reunión que sostuvo con el ex cabecilla paramilitar, Salvatore Mancuso, antes de laselecciones del 10 de marzo de 2002 y con Jairo Castillo Peralta, alias 'Pitirri', en noviembre de 1998", precisó la Fiscalía.

Con la orden de la Fiscalía, asciende a por lo menos 32 el número de congresistas y ex legisladores privados de sulibertad, mientras que otros 30 más son investigados por acusaciones de haber negociado acuerdos con paramilitares deultraderecha o de recibir apoyo financiero o logístico para ser elegidos con votos de regiones controladas por esosgrupos armados ilegales.

La mayoría de legisladores investigados y encarcelados son aliados del presidente Uribe quien, pese al escándalo y ala crisis, mantiene una popularidad de más del 80 por ciento. El mandatario ha descartado la posibilidad de revocar alCongreso y convocar nuevas elecciones como lo piden sus opositores.

Los paramilitares aparecieron en la década de 1980 como ejércitos privados financiados por ganaderos,terratenientes, comerciantes y narcotraficantes perseguidos por la guerrilla.

Estos escuadrones, acusados de obtener ingresos millonarios del narcotráfico y de cometer las peores violaciones alos derechos humanos, se desmovilizaron en medio de un acuerdo de paz con el Gobierno en el que más de 31.000combatientes entregaron las armas.


Contenido patrocinado

Otras noticias