Buscar

Un filme indonesio recuerda a las víctimas del racismo antichino

1/07/2008 - 15:19

YAKARTA (Reuters) - Una nueva película indonesia pone la mirada en los sensibles temas del racismo y la violación hacia la minoría china del país durante los sangrientos disturbios que llevaron a la caída del ex presidente Suharto hace 10 años.

En cierto sentido, la película "May" (Mayo) es una sencilla historia de ficción sobre una mujer china indonesia violadadurante los disturbios de mayo de 1988, cuando más de 1.000 personas fueron asesinadas en Yakarta.

La mayoría murieron atrapados en edificios en llamas, cuando la turba arrasó las calles, centrando los ataques en lascasas y tiendas chinas.

Pero la película también explora la gran tragedia humana que hubo detrás de los disturbios, producidos en lo máscrudo de la crisis financiera asiática.

"Es un reflejo del incidente de 1998. Hicimos la película no sólo para recordarle a la gente, sino (porque) queremos queeste incidente no pase nunca más", afirmó Viva Westi, director de la película, añadiendo que no sólo los chinos, sino todoel mundo, fue víctima de los disturbios.

Diez años después, grupos de derechos humanos afirman que muchas personas que perdieron a sus familias o sushogares aún esperan justicia, y que no se ha tratado el asunto de las violaciones debido al silencio de las víctimas y a larenuencia del público a reconocer cualquier abuso sexual.

Miles de chinos indonesios dejaron el país durante los disturbios, resultado de años de tensiones económicas ysociales entre los pobladores de etnia indonesia, llamados pribumi, y las etnias chinas.

Además de las diferencias étnicas, la mayoría de los pribumi son musulmanes, y la mayoría de los chinos indonesiosno, y además había un cierto resentimiento sobre lo que muchos indonesios consideran como una desproporcionadainfluencia económica china.

Un equipo independiente formado para investigar los disturbios encontró que 85 mujeres habían sido agredidassexualmente, la mayoría de etnias chinas, aunque las autoridades abandonaron la investigación citando falta de pruebas.

"(La película) es sobre humanidad. Es sobre cómo este suceso afecta a las vidas de los individuos. Pero también espolítica. Hemos hecho esta película porque muchos de los problemas siguen sin resolver", afirmó Ade Kusumaningrum,publicista de la película.

/Por Olivia Rondonuwu y Sugita Katyal/


Contenido patrocinado

Otras noticias